Migrantes cubanos consiguen trabajo

Camilo es uno de los isleños que se encuentra ocupado mientras espera su turno de entrevista con autoridades estadounidenses

Javier Olmos
El Diario de Juárez
lunes, 24 junio 2019 | 06:00
Gabriel Cardona / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— En tanto espera más de 3 mil números arriba para tener una cita con autoridades migratorias estadunidenses, de origen cubano, “Camilo” consiguió trabajo en una empresa constructora pavimentando calles.

Es uno de los miles de isleños que llegaron a la frontera durante la actual crisis migratoria tras largas travesías por centroamérica y el interior de México, pero que vienen a trabajar, dice, y que están capacitados.

“En Cuba hemos tenido estudios, pero no tenemos libertad de expresión, por eso nos vamos, porque tenemos un Gobierno autoritario”, asegura quien prefiere reservar su nombre y hablar sólo un poco sobre los motivos por los cuales está en Juárez.

Asegura que el Instituto Nacional de Migración (INM) lo autorizó, junto con su hermano, para trabajar durante su estadía en el país, siempre y cuando renueve sus permisos.

Datos oficiales del Consejo Estatal de Población (Coespo) indican que el 80 por ciento de los 5 mil 500 registros de migrantes que tiene en espera de pasar a entrevista de miedo creíble con EU son de origen cubano. El 68 por ciento son hombres y el resto mujeres.

De acuerdo con las autoridades son cerca de 4 mil 600 aunque el Coespo agrega que de esa cifra alrededor del 30 por ciento se entregó por su propia cuenta a agentes de la policía migratoria norteamericana para registrar su solicitud de manera más rápida.

Enrique Valenzuela, director del consejo estatal, señaló que entre los migrantes de nacionalidad cubana hay médicos, ingenieros químicos e industriales y abogados.

“Ellos dicen que si tuvieran la oportunidad de trabajar aquí, lo harían”, expresó.

Sin embargo, señaló que aunque han tratado de aplicar mecanismos de inclusión productiva con los migrantes, no tienen un permiso de trabajo.

Señaló que el INM no les ha dado permisos de trabajo por lo que tienen que buscar un empleo en la informalidad, “pero no es ilegal trabajar, el trabajo dignifica”, apuntó.

Los cubanos que trabajan en la obra indican que tienen el número 11 mil 30 de la lista para pasar a una entrevista de miedo creíble con autoridades estadunidenses, de 14 mil que se conforma.

“Podríamos quedarnos aquí, porque es un buen país y hay trabajo”, dijo. Señaló que aunque ha sentido indiferencia y discriminación, es más la gente que de alguna forma les ha dado la mano.

“Nosotros buscamos llegar a Estados Unidos y no pensamos regresar a Cuba hasta que caiga el régimen. Pero no vemos mal la idea de quedarnos en México”, aceptó.