Esperan turno para solicitar asilo

Mexicanos desplazados superan ya a extranjeros

Rechazan moverse de puentes por temor a perder oportunidad de cruzar a EU

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
miércoles, 16 octubre 2019 | 06:00
Alejandro Martell / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— El éxodo de mexicanos desplazados por la violencia en México que permanece junto a los puentes internacionales de Ciudad Juárez ya supera al número de migrantes extranjeros que esperan desde hace hasta cinco meses en esta frontera su turno para solicitar el asilo político en Estados Unidos.

Mientras que en las listas que coordinan los propios migrantes en los cruces fronterizos se encuentran actualmente cerca de 2 mil 500 connacionales, los extranjeros que esperan ser llamados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) para cruzar por primera vez la frontera ya no son más de 2 mil, estimó Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo).

Oficialmente todavía hay 4 mil 950 migrantes registrados ante Coespo en espera de ser aceptados por las autoridades estadounidenses, sin embargo al llamar a las personas, un promedio de 80 ya no están o no se presentan porque ya cruzaron de otras formas, se fueron a otras ciudades o porque ya no quieren ir a Estados Unidos, sino quedarse en México, explicó en funcionario estatal.

La llegada de mexicanos que huyen principalmente de la violencia en Zacatecas, Michoacán, Guerrero, Durango y Veracruz comenzó en julio y agosto con un flujo fluido, pero se agudizó en septiembre y se duplicó este mes, en los cruces Paso del Norte-Santa Fe, Córdova-Américas y Zaragoza-Ysleta, de donde los migrantes no se quieren retirar para no perder la oportunidad de pase.

Por ello, representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) visitaron el lunes los puentes internacionales de Ciudad Juárez, en compañía de los gobiernos municipal y estatal, para conocer las condiciones del éxodo de más de 2 mil 500 mexicanos que buscan huir a Estados Unidos de la violencia en México. 

Al platicar con los migrantes que permanecen junto a los puentes Paso del Norte, Córdova y Zaragoza se encontró que no son traídos por coyotes o guías, sino que se trata de familias en su mayoría desplazadas de la violencia en sus comunidades de origen, y a quienes no les interesa quedarse en Juárez, sino cruzar al vecino país, informó Enrique Valenzuela, coordinador general del Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo).

El funcionario explicó que debido a que la mayoría de los migrantes buscan huir por violencia, creen que si son asistidos de alguna manera por el Gobierno mexicano disminuyen sus posibilidades de asilo político en Estados Unidos, además de que no quieren moverse de los cruces internacionales por temor a perder su turno en las listas que ellos mismos mantienen. 

Para tener un mayor control y apoyo a los migrantes, autoridades y organizaciones civiles se dividieron los tres cruces tanto para ofrecerles albergue como alimentación; el puente de la avenida Juárez está a cargo de Coespo, el llamado “Puente Libre” del Instituto Nacional de Migración (Inami) y el Zaragoza de la dirección de Derechos Humanos del Municipio.