Juárez

Médico regresa en ataúd

Rodolfo hacía su internado en Reynosa, Tamaulipas

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

viernes, 03 septiembre 2021 | 06:00

Fotos: Fernando Méndez / El Diario de Juárez | El doctor fue reportado desaparecido el sábado 7 de agosto

Ciudad Juárez— El médico egresado de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) desaparecido y asesinado en Reynosa, Tamaulipas, donde hacía su internado, regresó a esta ciudad en un ataúd.

Rodolfo Mendoza Andazola, de 33 años, volvió a casa, pero no de la manera en que sus familiares y amigos hubieran querido. Sin embargo, haber podido recuperar su cuerpo trae un poco de tranquilidad en medio del dolor, aseguró su madre, Thelma Andazola.

“Me conforta un poco saber que tengo dónde velarlo, dónde llorarlo, porque en esa ciudad (Reynosa), por pláticas con cualquier persona que uno platicaba, tiene gente desaparecida hace 10, 20, tres, cinco años… es una ciudad donde diariamente se desaparece gente. Esto no lo voy a superar nunca, no es superable la pérdida de un hijo”, expresó.

Rodolfo fue reportado desaparecido el sábado 7 de agosto, luego de que, de acuerdo con medios de aquella entidad, recibió instrucciones de su jefe inmediato para que se trasladara al Hospital General de Río Bravo para efectuar una cirugía. Por la mañana, salió en su vehículo y posteriormente no se supo nada de él; 17 días después fue localizado sin vida y severamente torturado.

“Era dinámico, muy alegre, le encantaba, le fascinaba su carrera, estaba a un año para ser ginecólogo, él le ayudaba a todo mundo, era un muchacho muy servicial y que quería seguir estudiando, tenía muchos sueños por realizar y se los truncaron de esta manera que no es justo porque la gente mala anda afuera tan tranquilamente y a la gente buena le truncan todas sus aspiraciones”, mencionó su madre.

Dijo que cuando supo que su hijo tendría que irse a Reynosa no pudo decirle que no para no cortarle su aspiración, a pesar de la preocupación que eso le generó por la violencia que es sabido que ocurre en Tamaulipas, por lo que todos los días le pedía a Dios que lo cuidara.

“Es algo que oías que pasaba pero nunca pensaste que te fuera a tocar a ti y menos un joven profesionista que le dedicaba mucho a la medicina y a todo; le hicieron un homenaje sus compañeros del hospital y reconforta cómo hablaban de él, me traigo bonitos recuerdos no de la ciudad pero sí del Hospital General de Reynosa, y si ellos me escuchan les doy desde aquí mi agradecimiento”, comentó.

Debido a que el cuerpo se encontró en estado de descomposición, la familia se practicó dos exámenes de ADN en aquella entidad, los cuales resultaron positivos, sin embargo, para tener la certeza de que el cuerpo es el de su ser querido se practicarán una tercera prueba en El Paso, Texas, que será enviada a Dallas, ya que aseguran que algunos rasgos de su dentadura no coinciden con los de Rodolfo.

Rodolfo fue velado ayer en la funeraria Perches ubicada en la avenida Adolfo López Mateos, donde ya era esperado por familiares, amigos y colegas, quienes dieron sus condolencias a sus seres queridos. Sus restos serán sepultados hoy en el panteón Jardines Eternos.

mgonzalez@redaccion.diario.com.mx

close
search