Médico acusado de ser plagiario denuncia tortura

La defensa presentará el protocolo de Estambul

Staff/
El Diario de Juárez
miércoles, 11 septiembre 2019 | 06:00

El médico René Romeo Ruiseco Salinas acusado de haber encabezado una banda de secuestradores, se encuentra sujeto a un juicio oral en el que denunció haber sido torturado. La defensa presentará el protocolo de Estambul -una herramienta para determinar si una persona fue objeto de tortura y malos tratos-, que resultó positivo. 

Además ya compareció la víctima y su esposo, éste último reconoció a Ruiseco como la persona con la que negoció para recuperar a su ser querido. Pero el abogado defensor denunció que se trata de un testigo aleccionado por la Fiscalía estatal.

De acuerdo con la acusación presentada por el Ministerio Público (MP), el 17 de marzo de 2009 cerca de las 08:30 la víctima –cuya identidad quedó bajo reserva judicial– se encontraba en su domicilio y al salir a dejar a su hijo al camión escolar observó una camioneta Explorer verde y modelo antiguo cuyo conductor le cerró el paso al vehículo donde viajaban los niños.

De la Explorer bajaron tres hombres que portaban armas de fuego, quienes amagaron a la víctima para subirla al vehículo donde le cubrieron el rostro y enseguida la trasladaron a una casa de seguridad en la calle Marmolina de la colonia Cementera.

La víctima fue retenida durante unas 12 horas, lapso en el cual los secuestradores exigieron 600 mil pesos a la familia a cambio de su libertad. Al final se pagaron de 60 mil pesos, los cuales fueron entregados por el esposo de la víctima en una plaza ubicada en eje vial Juan Gabriel.

Al juicio oral, número 158/2019, han comparecido cuatro testigos. Entre ellos la víctima quien narró cómo fue privada de su libertad e indicó que ella escapó de la casa de seguridad donde la tenían luego de que la dejaron sola tras el cobro del rescate.

También compareció el esposo de la víctima, él refirió que es Ruiseco Salinas con quien negoció el pago del rescate. Sin embargo, el abogado defensor lo cuestionó y evidenció que en la etapa de investigación el MP le mostró a ese testigo la fotografía de René Romeo Ruiseco antes de llevar a cabo el reconocimiento oficial en el cual por ley los testigos están obligados a dar una descripción física de la persona a reconocer antes de que se les ponga a la vista.

El defensor mostró al Tribunal de Enjuiciamiento unitario presidido por Jesús Pérez-Gallardo Alvarado, que en la primera declaración el esposo de la víctima describió a uno de los presuntos responsables del secuestro como una persona de entre 20 a 23 años de edad, con bigote ralo y sin barba y posteriormente en una ampliación de declaración dijo que tenía unos 28 años con barba de candado casi como se observa Ruiseco Salinas en la serie fotográfica utilizada para el reconocimiento. 

Al inicio del juicio oral, el acusado también declaró ante el juez. Expuso que al ser detenido en enero del 2018 se encontraba acompañado de su esposa quien estaba embarazada y de su hija y todos fueron trasladados a un hotel; a él lo golpearon, simularon asfixiarlo al ponerle una bolsa en la cabeza hasta que se desmayó y luego lo despertaron con descargas eléctricas en los testículos, utilizando una “chicharra” y le causaron dolor al grado que él les dijo que mejor lo mataran. 

Ruiseco también dijo que en la audiencia del 15 de enero del 2018, cuando fue vinculado a proceso penal, se declaró culpable porque los ministeriales tenían retenida a su esposa e hija en una habitación de un hotel.

Ayer en agente del MP terminó de presentar sus pruebas de cargos y el Tribunal decretó un receso para reiniciar a las 9:30 de la mañana a fin de recibir al médico y al psicólogo que practicaron el Protocolo de Estambul, como parte de la prueba ofrecida por la defensa.


[email protected]