Juárez

‘Me traicionaste’, le dijo a Jacivi y la asfixió

Juez vincula a proceso a José A.R.L., acusado del feminicidio

Cortesía

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

miércoles, 26 mayo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Un tribunal de primera instancia vinculó a proceso penal a José A.R.L., de 23 años presunto asesino de Jacivi A. H.G. de 21, al acreditarle el delito de feminicidio.

La audiencia se celebró ayer en la sala 9 de Ciudad Judicial, en donde la jueza Brisa Yadira Meraz Mendoza dio lectura a la causa penal 44847/21.

La resolutora dijo que existen suficientes elementos para acreditar su probable responsabilidad.

De acuerdo con lo expuesto, se estableció que el crimen cuenta con todas las agravantes para que se clasifique como feminicidio y no como homicidio.

La defensora de oficio, Marcela Guadalupe Aguilar Cano solicitó protección para José R., al mencionar que ha sido sometido a torturas.

Dijo que la familia del acusado fue quien pidió que se le diera protección al argumentar la manera en que el caso se ha manejado en los medios de comunicación.

La defensora solicitó también el informe médico del momento en que fue ingresado al centro penitenciario para remitirlos a la Dirección de Estudios Socioeconómicos y Psicológicos en conjunto con los audios y videos de la audiencia.

Con base en los derechos humanos y privilegiando la salud, la jueza ordenó que en el Centro de Reinserción Estatal se brinde la protección idónea para efecto de salvaguardar su integridad y se active el protocolo de Estambul.

Se ordenaron también estudios psicológicos y neurológicos del imputado por parte de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales para que sea examinado en su salud mental.

Se clasifica como feminicidio

Durante la audiencia realizada ayer, se leyeron las declaraciones de la madre de la víctima quien mencionó que su hija salió de su casa el domingo 16 de mayo a las 2:00 de la tarde con un pretendiente que la había invitado a comer.

Dijo que dicha persona es la misma que en ocasiones anteriores había ido a visitarla y le llevaba flores, sin embargo tanto él como Jacivi se quedaban afuera platicando y aunque este quería abrazarla, ella no lo permitía.

Las veces anteriores, había acudido a bordo de una camioneta Honda color arena, pero de acuerdo con los videos que le proporcionó una vecina, el 16 de mayo, día en que ya no regresó,  se la llevó en una camioneta Honda CRV color negra con engomados.

Se indicó que una amiga de la víctima, de iniciales K.V.G, contaba con su contraseña de Facebook, por lo que al ingresar, encontraron las conversaciones que ella tenía con el ahora acusado quien se identificaba como Pelón R.L., también se proporcionó un teléfono celular que Jacivi ya no usaba y que había dejado en su cuarto, el cual tenía varias fotografías.

En las imágenes se pudo observar la camioneta Honda color arena, al rastrear el número de placas, los investigadores determinaron que es propiedad de L.L.L.E., madre del acusado quien también es dueña de la camioneta Honda CRV color negra.

Luego de que los agentes dieron con el domicilio ubicado en la calle Sevilla 6322 de la colonia El Mirador, la madre del acusado dijo que su hijo no se encontraba, pero los llevó a la parada del camión donde podían encontrarlo y este aceptó de manera voluntaria ir a declarar.

José R. declaró que al llegar por Jacivi, le propuso que fueran primero a su casa y que más tarde la llevaba a cenar, lo cual ella aceptó.

En la casa se encontraba su madre en la recámara y su hermana en el comedor por lo que fueron directamente a su cuarto, le propuso tener relaciones sexuales a lo cual ella se negó, cuando sus familiares se fueron le pidió que pasaran a la sala a ver una película, sin embargo iniciaron una discusión por celos debido a que a Jacivi se le cayó una prueba de embarazo y él le cuestionó que de quién era y ella le respondió que de una amiga y que ya estaba igual de celoso que sus ex.

Dijo que ante esto, acudió a la cocina, se lavó la cara y ahí encontró unos guantes de látex por lo que se los puso y se dirigió ante Jacivi, se hincó ante ella y le dijo “me traicionaste chaparra”, y empezó a asfixiarla.

Al ver que no tenía vida, subió al techo de su casa apoyándose de la casa del perro y lanzó el cuerpo hacia el preescolar María Beatriz Sahagún Méndez que se encuentra contiguo pero fue hasta el miércoles cuando se salió antes del trabajo para llegar a comprar la cal y sepultar el cuerpo para que no empezara a oler.

La  jueza indicó que aunque inicialmente había declarado que Jacivi pidió un transporte de la plataforma Didi para irse del lugar y ya no la vio, posteriormente cambió su declaración y aceptó haberla asesinado por lo que esta es la que tiene validez.

Se estableció que la víctima falleció de asfixia por sofocación y que fue privada de la vida el mismo día que salió de su domicilio el domingo 16 de mayo.

En su lectura, la resolutora mencionó que el crimen es de violencia extrema y que la declaración del imputado fue de manera libre y voluntaria.

El delito fue acreditado como feminicidio  y las agravantes que se establecieron fue que había una relación afectiva o de confianza entre el presunto agresor y la víctima, el cuerpo fue ocultado y se vulneró su calidad humana, se consideró violencia de género por abuso de poder y situación de desigualdad, lo anterior de acuerdo a la sentencia de Campo Algodonero.

La agente del Ministerio Publico Neira Valencia Moreno pidió seis meses para el cierre de la investigación con el propósito de recabar evidencias y testimoniales.