Juárez

Mayoría de ebrios al volante son de 20 a 29 años

Representan el 37 por ciento de los infractores, es decir, 6 mil 090 personas

Salvador Castro
El Diario de Juárez

martes, 06 julio 2021 | 06:00

Cortesía | Hasta junio la cifra de personas muertas en las que se involucra el alcohol y el volante se mantiene alta

Ciudad Juárez— La mayoría de conductores ebrios remitidos al Centro de Recuperación Cívica Total (Cerecito) son jóvenes de 20 a 29 años de edad, informó ayer la Coordinadora General de Seguridad Vial. 

Señaló que desde su creación en el año 2017, el Cerecito ha registrado 16 mil 459 ingresos, retirando de las calles a conductores de alto riesgo que ponían en peligro no sólo su integridad, sino la de la ciudadanía que transita por las calles y avenidas.

Manifestó que de esa población se tiene registro de que el 37 por ciento de los infractores se encuentra entre los rangos de 20 a 29 años de edad, es decir, 6 mil 090 ingresos, que indican una conducta de consumo de alcohol y mezcla del volante entre la comunidad productiva y joven de la localidad.

Además, entre esas cifras  se encontró que la mayoría de ellos cuenta con preparatoria terminada, población que tiene acceso a un sinfín de programas preventivos dados a conocer por redes sociales y otros medios de comunicación.

Informó que esto sin contar el fácil acceso para un servicio de transporte que se ofrece por medio de plataformas digitales, arriesgando su integridad al trasladarse a sus domicilios conduciendo un auto en estado de ebriedad.

Dijo que es importante que los juarenses tomen conciencia y eviten conducir en estado de ebriedad, ya que esta condición afecta en gran medida los sentidos y la capacidad de reacción.

Agregó que la Coordinación General de Seguridad Vial, adscrita a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, seguirá reforzando los operativos y campañas para evitar más accidentes con alcohol de por medio.

Como estrategia de prevención para inhibir que conductores mezclen el alcohol y el volante, la Coordinación General de Seguridad Vial reforzó la supervisión en las avenidas de la ciudad, principalmente durante los fines de semana.

A partir de septiembre de 2020, debido a los accidentes automovilísticos donde el factor alcohol fue determinante, fue indispensable mantener mayor presencia, para lo cual se dispuso de un dispositivo especial.

En este programa los médicos de la institución se trasladan a bordo de las unidades de Seguridad Vial y ante cualquier falta cometida por un conductor que presente indicios de haber ingerido bebidas embriagantes, se le realizará en ese instante un examen de alcoholimetría.

Estas acciones son implementadas cumpliendo con las medidas de seguridad en materia de salud y con apego estricto a los protocolos de actuación de los oficiales, que garantice la integridad de ellos y de los conductores intervenidos.

Conducir en estado de ebriedad representa una sanción con arresto inconmutable de 24 a 36 horas en las instalaciones del Cerecito, donde el infractor deberá concluir cursos de Manejo Defensivo, sobre adicciones, concientización y sensibilización social.

close
search