Matrimonio violó a sus tres hijos menores de edad

Presuntamente la mamá le vendaba los ojos a los tres niños y les decía que iban a jugar; en algunas ocasiones les daban dulces y en otras eran abusados

Blanca Carmona/
El Diario
viernes, 22 noviembre 2019 | 06:00
|

Un matrimonio que presuntamente violó a sus hijos de 11, nueve y ocho años de edad se encuentra sujeto a un juicio oral en el que se pide sentenciarlos a penas prácticamente vitalicias. 

Contra Cipriano Abraham F.C., padrastro de las víctimas, el Ministerio Público (MP) demanda 200 años de cárcel, pues se le acusa de haber cometido múltiples agresiones sexuales durante el 2017 al simular que jugaba con ellas. 

Para la madre biológica de los ofendidos, Belén R. P., la representación social demanda 150 años de prisión, pues al parecer ella estaba presente durante las violaciones y también atacó sexualmente a un niño entonces de nueve años.

De acuerdo con la acusación presentada por el MP adscrito a la Fiscalía de Género, en el período de agosto a diciembre del 2017 en el interior de una casa ubicada en el fraccionamiento Parajes del Sol y también en un domicilio ubicado en la colonia 16 de Septiembre, Cipriano violó a las tres víctimas. 

Presuntamente la mamá le vendaba los ojos a los tres niños y les decía que iban a jugar; en algunas ocasiones les daban dulces y en otras eran abusados. 

En la acusación se establece que en abril de 2018, Cipriano Abraham violó a la niña de 11 años edad y que en enero del 2019 abusó del niño de nueve años y luego se lo pasó a Belén para que ella también lo atacara sexualmente. 

La denuncia penal fue interpuesta por la hermana de Belén, luego de que las víctimas –cuyas identidades quedaron bajo reserva judicial– le contaron lo sucedido. 

Al parecer los menores ya habían normalizado las agresiones sexuales y le narraron a la tía materna que ellos “jugaban con sus padres”.

La pareja fue detenida en enero de este año y desde la semana pasada se les instruye el juicio oral número 196/2019 por el delito de violación con penalidad agravada. 

El miércoles, en el juicio oral a cargo de un Tribunal de Enjuiciamiento unitario presidido por la jueza Aída Vázquez Arreola, comparecieron los niños. Desde una sala privada y de forma individual, cada uno de ellos narró las violaciones. 

Ayer se presentó la hermana de la acusada, Luz María L.R., pero no pudo rendir declaración al sufrir una crisis nerviosa; ella estaba asistida por una psicóloga de la Comisión de Atención a Víctimas y Ofendidos del Delito, sin embargo, no pudo tranquilizarse. 

El Tribunal de Enjuiciamiento dictó un receso para continuar hasta el próximo lunes a las 13:30 horas, cuando deberá volver a comparecer la tía de las víctimas.


[email protected]