Eran 3 hermanitas

Mataron a niñas por ‘levantar’ a paseño

Sicarios realizaron más de 100 balazos en rancho de Riberas; Fiscalía culpa a ‘Los Mexicles’

Staff
El Diario de Juárez
martes, 27 agosto 2019 | 09:39

Ciudad Juárez— Los hombres armados que irrumpieron en un rancho de Riberas del Bravo y que asesinaron a tres niñas y un adulto iban por un paseño al que privaron de la libertad, informó la Fiscalía General del Estado (FGE) en la Zona Norte.

El múltiple homicidio ocurrido las primeras horas del domingo pasado durante un convivio familiar dejó un saldo de cuatro personas muertas y dos policías lesionados en un choque registrado durante la persecución de los agresores.

Un grupo de sicarios de “Los Mexicles” aparece como probable responsable del crimen, dio a conocer ayer el fiscal en la Zona Norte, Jorge Nava López.

“Los Mexicles” operan como brazo armado del Cártel de Sinaloa, grupo delictivo con centro de operación en el Valle de Juárez. 

Fueron más de 100 balazos los que se detonaron por parte de al menos cinco tiradores que descendieron de dos camionetas, los cuales llegaron hasta el rancho ubicado en la prolongación del camino al Puente Yáñez y la calle Riveras de Piedras Negras.

Se informó que atacaron a las personas que estaban arriba de una camioneta Chevrolet Silverado roja de modelo reciente, donde quedó muerto Rafael Gordillo González, de 25 años, –quien según el fiscal no es pariente de las menores– en el lado del copiloto de la unidad.

En el asiento trasero se encontraban las hermanas Lindsay, Sherlyn y Arleth Sánchez Gordillo, de 14, 13 y 4 años, quienes recibieron múltiples balazos y aún con vida fueron llevadas a un hospital, donde murieron horas después, indicó el funcionario. 

El fiscal Nava señaló que una persona que fue privada de la libertad por los sicarios y que fue identificado como José Francisco Quezada Espinoza, de 30 años, es originario de El Paso y estaba de visita en el lugar.

Se dio a conocer que en el sitio del incidente peritos forenses embalaron 26 casquillos de “cuerno de chivo”, 60 de .223 AR-15; 18 casquillos de .308, 3 de calibre 12 y 7 de 9 milímetros.

El fiscal Nava López dijo que al menos fueron cinco hombres los agresores que lograron huir en dos vehículos después de que utilizaron cinco armas distintas para disparar contra los presentes en la fiesta y posteriormente contra los uniformados que patrullaban el sector.

Indicó que dos agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) tuvieron a la vista los vehículos en que huían los agresores, desde donde les hicieron detonaciones después de iniciarse una persecución, donde los elementos preventivos impactaron la unidad en un muro y no lograron darles alcance.

Los dos oficiales quedaron lesionados y fueron llevados a un hospital, donde ya rindieron su declaración sobre los hechos, confirmó el fiscal.

Ayer trascendió que a través de las redes sociales familiares del paseño que fue privado de la libertad están pidiendo la cooperación de la ciudadanía para localizarlo.

Las hermanas de José Francisco Quezada Espinoza solicitaron a los responsables del plagio que respeten su vida.

Interpusieron ya una denuncia formal por la desaparición forzada de su familiar, pero no hay personas detenidas por parte de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), que mantiene un operativo en el Valle de Juárez en busca de los responsables.

El fiscal Nava López apuntó que se investiga la privación ilegal de una persona en el mismo evento y que se están declarando a todos los asistentes a la reunión que terminó en tragedia. La familia de Quezada Espinoza insistió ayer en que su rapto, después de la balacera en la granja, se originó en una equivocación.

“Rogamos a quienes lo tengan, tengan compasión de él, es un buen muchacho, por favor devuélvanlo a su casa, su mamá y hermanas esperamos por él”, cita el texto que se hizo circular ayer en redes sociales sobre el ciudadano estadounidense y residente de El Paso.

El reporte de la Policía municipal, en los primeros minutos del domingo pasado, informó que dos cuerpos, entre ellos el del adulto, se encontraron dentro de la granja y posteriormente se conoció que otras dos niñas fueron declaradas sin vida en hospitales, a donde familiares las trasladaron.

Los investigadores aseguraron una Chevrolet Silverado roja de cabina y media y otra camioneta S-10, con múltiples impactos de bala.

El cuerpo de Rafael Gordillo González presentó múltiples heridas de bala en diferentes partes del cuerpo, mientras que las tres hermanitas sufrieron heridas de bala en la cabeza, se conoció.

El fiscal Nava informó ayer que los cuerpos de las víctimas fueron entregados el domingo a sus familiares y que aún no hay un móvil definido del crimen.

[email protected]