PUBLICIDAD

Juárez

Más alambre de púas en la frontera Juárez-EP

Amplía Guardia Nacional de Texas instalación de barreras para evitar el cruce de extranjeros

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

viernes, 13 enero 2023 | 06:00

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— El gobernador de Texas, Greg Abbott, continua colocando su propio “muro de púas” en los límites de la frontera con Ciudad Juárez con el fin de evitar el ingreso de migrantes a Estados Unidos. 

Ayer, agentes de la Guardia Nacional de Texas instalaron rollos de alambre de púas en los límites del bordo del río Grande, en la frontera de El Paso con Ciudad Juárez, incluso sobre los diez contenedores colocados en diciembre pasado. 

PUBLICIDAD

Los uniformados con ropa de camuflaje colocaron primero dos rollos de alambre, uno sobre el otro, a lo largo de aproximadamente 300 metros, y luego continuaron reforzando el muro de contenedores colocado el pasado 27 de diciembre. 

Los militares desplegaron el cerco de alambre a lo largo de las diez cajas de carga, tanto en la parte superior como inferior, en los límites del bordo del río internacional, llamado río Bravo en México. 

También se observó la instalación de tubos de metal a lo largo del bordo estadounidense, hasta el área en donde termina al poniente el parque Las Tortugas, en los cuales continuará la colocación del “muro de púas”. 

Desde el pasado martes 20 de diciembre, por órdenes del gobernador de Texas se han militarizado aproximadamente 3 kilómetros de la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez con personal de la Guardia Nacional, unidades militares, rejas metálicas, contenedores de carga y alambre de púas. 

“La Fuerza de Respuesta de Seguridad (SRF) es una capacidad flexible para la Guardia Nacional de Texas capacitada en Operaciones de Disturbios Civiles y Respuesta a la Migración Masiva, que se utiliza para salvaguardar la frontera y repeler y hacer retroceder a los inmigrantes ilegales”, informó el 20 de diciembre el Gobierno texano. 

El jueves 22 agregó que “todos los sectores a lo largo de la frontera están aumentando su postura de respuesta para proteger a Texas contra la avalancha de migrantes y la actividad de los cárteles que ingresan a nuestro estado”.

El pasado 7 de enero, El Diario informó que el 2 de enero la Sección Mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) entregó una solicitud de remoción de los contenedores colocados sobre el bordo del río Grande a su contraparte norteamericana.

El documento menciona el “desacuerdo en que se haya instalado tanto la barrera de contenedores mencionada, como los cercos de malla ciclónica y de alambre, sin que su proyecto se haya presentado en el seno de la Comisión y que este organismo tuviera la oportunidad de revisarlo y pronunciarse sobre el mismo en los términos del Artículo IV-B del Tratado de Límites de 1970”, se informó entonces. 

El 5 de enero, el Gobierno de Joe Biden dio a conocer la ampliación de la extensión del Título 42 para los migrantes de Nicaragua, Haití y Cuba que crucen la frontera de manera irregular, debido a la aplicación de un nuevo programa de acceso para ellos, similar al de los venezolanos. 

De acuerdo con las últimas estadísticas mensuales dadas a conocer por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), durante noviembre El Paso contabilizó 53 mil 247 cruces irregulares, mientras que en diciembre el promedio diario de encuentros de migrantes en la frontera fue de mil 800 personas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search