PUBLICIDAD

Juárez

Tras 11 años de desaparecida

Mantienen esperanza de hallar a Marisela

Familia sale a las calles para pedir ayuda de la comunidad y pega pesquisas con su rostro

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

domingo, 29 mayo 2022 | 20:49

Cortesía | González Vargas fue privada de su libertad afuera del Cereso el 26 de mayo de 2011 Cortesía | Irma Vargas y Beatriz Vargas muestran una cartulina con un mensaje e imagen de la mujer

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez— Hace once años, Marisela González Vargas dejó a sus cuatro hijos encargados con su mamá, pero nunca pudo regresar por ellos porque fue privada de la libertad frente al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Ciudad Juárez. 

Sin ningún rastro de ella, el fin de semana su mamá, Irma Vargas, y su hermana, Beatriz Vargas, salieron nuevamente a las calles de la ciudad para pegar pesquisas con su rostro y pedirle a la comunidad su apoyo para localizarla.

PUBLICIDAD

Marisela tenía 26 años y trabajaba como operadora en una maquiladora de la ciudad, pero el 26 de mayo de 2011 salió de su casa, ubicada en la colonia Plutarco Elías Calles, para ir al Cereso a visitar a su novio, quien le pidió que afuera entregara un cuadro “de un tribal azteca, era un indio con una virgen”. 

Ella iba con una vecina, porque su esposo estaba en la misma celda que su novio. Salieron juntas del reclusorio, pero su vecina le narró a su familia que ella le dijo “Marisela, yo ya me voy”, pero Marisela le respondió: “no, espérese, voy a entregar un cuadro”.

Le dijo que tenía que entregar el cuadro a dos hombres llamados Imer y Raúl afuera de las instalaciones del reclusorio, pero fue privada de la libertad aparentemente por los mismos hombres a quienes les tenía que entregar el cuadro, que se la llevaron en un Grand Marquis de color arena. 

Después de once años, ésa es toda la información que tiene la familia de Marisela, quien ese día le había encargado a su mamá sus cuatro hijos: Keyla, de tres años; Kevin Alberto, de cuatro; Bryan Alexis, de seis, y Édgar, de 11 años, quienes habían perdido a su padre de manera violenta pocos meses antes de que su mamá despareciera, por lo que desde entonces su abuela y sus tías se han hecho cargo de ellos.

Desde ese día, su madre y su hermana se han dedicado a buscarla y a exigir a las autoridades su regreso con vida. Además de que en múltiples ocasiones han recorrido el Centro Histórico de Ciudad Juárez pegando pesquisas con la fotografía y la descripción de Marisela, como ocurrió la tarde de este sábado. 

Según datos de la Comisión Nacional de Búsqueda, en Chihuahua permanecen 3 mil 467 personas desaparecidas, 754 hombres y 159 mujeres en Ciudad Juárez, entre ellas Marisela. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search