‘Manipularon censos para acusar sobre niños fantasma’

Así sentenció Clara Torres quien encabeza a nivel nacional una cruzada a favor de las estancias infantiles

Mayra Selene González /
El Diario
miércoles, 26 junio 2019 | 06:00
Gabriel Cardona |

La Secretaría de Bienestar manipuló la información sobre los menores que recibían la beca en las estancias infantiles para depurar el padrón y acusar que había “niños fantasma”, sentenció Clara Torres quien encabeza a nivel nacional una cruzada a favor de las estancias infantiles.

Este hecho ya está documentado a través de un listado en todo el país, que se entregó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) e incluso existe una recomendación al respecto emitida por ese organismo, detalló.

Agregó que el listado que se levantó en los diferentes estados contiene toda la información de los menores y sus madres.

Con la depuración que hizo la Secretaría de Bienestar se dejó de brindar el recurso al 50 por ciento de los menores, y a través de un nuevo programa se dieron apoyos directos a las madres de familia.

“Tenemos documentado que esos niños sí existen, pero los borraron del padrón y los acusaron de ser fantasmas”, indicó.

Dijo que la CNDH  usó esta evidencia para adicionar en la recomendación que el padrón fue alterado para borrar beneficiarios y acusar que no existían, así como acusando de corrupción a las responsables de las estancias.

Aunque el documento contiene la información por estado, indica que se estima que en Juárez más del 30 por ciento de los niños en las estancias fueron afectados al ser eliminados del padrón.

Mencionó que aunque la Secretaría de Bienestar y los diputados de Morena argumentan que todo sigue igual y que ahora se les entrega el apoyo a las mamás, eso lo único que refleja es que desconocen el programa, ya que éste incluía una intervención a favor de la infancia en protección civil, nutrición, educación inicial, atención especializada para la detección temprana discapacidades así como terapia.

“Además de todo esto, tenían una beca económica de 950 pesos para que las mujeres tuvieran la oportunidad de tener un servicio de cuidado infantil de alto nivel pero a bajo costo. Una estancia infantil iba a estar con mucho mejores elementos de cuidado que una privada, porque estaba altamente supervisada por el DIF, por la Secretaría de Bienestar, por Salud y por Educación Pública”, indicó.

Destacó que al cancelarse el programa y dar el dinero directamente a las madres de los niños, se anula un derecho constitucional de los menores que ordena el interés superior de la infancia.

“La Constitución tiene un principio de progresividad; si el niño ya tenía ganado todo este servicio, el Gobierno no se les puede quitar”, dijo.

Refirió que es por esta razón que un juez de distrito en Chihuahua determinó que la Secretaría de Bienestar violó los derechos de los niños sustentados en la legislación y en los tratados internacionales.

Además de que no existen mecanismos para garantizar que el recurso entregado a las madres de familia realmente sea usado en beneficio de los niños.


Se realizaron visitas: 

Secretaría de Bienestar


La Secretaría de Bienestar realizó de tres a cuatro visitas domiciliarias para verificar el padrón de los niños que recibían los apoyos en las estancias infantiles aseguró a su vez Elizabeth Guzmán Argueta, coordinadora de Programas Sociales de la dependencia.

Dijo que al momento de realizar la verificación del padrón, se encontró con que algunos padres de familia manifestaron que ya no llevaban a sus hijos a las estancias, otros se fueron a vivir a El Paso, Texas y otros no fueron localizados.

Sin embargo, dijo, si alguna persona no fue encontrada en su domicilio se otorgaron varias prórrogas para que pudiera ser registrada.

Agregó que hasta el momento la dependencia no ha tenido problemas con los beneficiarios que reclamen que fueron eliminados del padrón.