Juárez

Localizan a 58 migrantes en bodega

El aseguramiento se realizó en un inmueble ubicado en la colonia El Jarudo

David Cruz / El Diario de Juárez / Las personas se registraron en el lugar, y no quisieron recibir apoyo por parte de la Policía municipal

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 24 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) localizaron ayer una bodega en la que traficantes de personas tenían a 58 migrantes, entre ellos seis menores centroamericanos no acompañados, a quienes guiarían hacia Estados Unidos.

El lugar ubicado en la calle Sierra Mojada número 6759, entre San de los Arados y Sierra de Los Pinos, de la colonia El Jarudo, fue descubierto cuando agentes preventivos trabajaban en la zona y al verlos un grupo de migrantes corrió a resguardarse en la bodega, en donde los agentes encontraron a las 58 personas, 56 de ellas de origen centroamericano y dos mexicanos de Chiapas.

Personal de Desarrollo Urbano del Municipio acudió al lugar para clausurarlo, ya que está registrado como bodega y estaba siendo utilizado como casa de huéspedes, se informó.

A bordo de dos patrullas, siete adolescentes centroamericanos, entre ellos una mujer, que viajaron solos desde el triángulo norte de Centroamérica, fueron trasladados al Departamento de Trabajo Social de la SSPM, para luego ser puestos a disposición de las autoridades correspondientes, aunque finalmente sólo seis de ellos resultaron ser menores de edad.

Los menores fueron puestos a disposición de la Subprocuraduría de Protección Auxiliar de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Chihuahua, informó Arturo Sandoval, vocero de la SSPM.

El resto fue registrado en el lugar, en donde llenaron un documento en el que manifestaban su lugar de nacionalidad, y que no quisieron recibir apoyo por parte de la Policía municipal.

Después de llenar los documentos, los migrantes fueron liberados en grupos de la bodega, de donde algunos salieron con sus mochilas en la espalda, dos mujeres con sus hijas en los brazos, uno de ellos con una bolsa con fruta que acababa de comprar y otro con una olla llena de utensilios de cocina.

Aunque algunos migrantes estaban temerosos de hablar, algunos confesaron que tenían hasta un mes migrando, después de haber pagado en uno de los casos 35 mil quetzales –equivalentes a más de 90 mil pesos mexicanos–, otro dijo haber pagado cerca de 100 mil pesos y uno más aseguró que ya había pagado 40 mil y el resto lo pagaría al llegar a Estados Unidos.

Los extranjeros dijeron tener entre una noche y una semana en la bodega, en donde aseguraron que les llevaban de comer o ellos mismos compraban y hacían, por lo que cuidaban las ollas de cocina.

“Leticia” dijo haber salido desde principios de abril de Guatemala, “ya estábamos por irnos en la tarde ahorita, pero nos cayó la Policía”.

“Pablo” tiene más de dos meses migrando ya desde Guatemala, en donde salió para ir a Estados Unidos en busca de un mejor trabajo.

Después de ser liberados por la Policía, todos los migrantes se dirigieron al hotel San Miguel, ubicado a unos metros de la bodega, en donde algunos aseguraron que sus guías ya los esperaban y que incluso los estaban observando.

De acuerdo con las cifras oficiales de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés), durante marzo agentes de la Patrulla fronteriza detuvieron en el sector El Paso a un total de 19 mil 457 migrantes, entre ellos 3 mil 376 menores no acompañados, después de haber cruzado la frontera con Chihuahua, uno de los cuatro puntos de mayor cruce entre México y Estados Unidos.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx