Llega apoyo a ‘El Refugio’

Familias son beneficiadas con alimentación, ropa, zapatos, artículos de higiene personal, útiles escolares y juguetes

Verónica Domínguez/
El Diario
lunes, 12 agosto 2019 | 06:00
|

Conforme han llegado las personas del suroriente de la ciudad al comedor “El Refugio” para alimentarse, vestirse y tener acceso a útiles escolares, crece el interés de la ciudanía por seguir apoyando a los niños más necesitados.

“Aquí ya somos una familia, y es gracias a las personas que se han acercado para apoyarnos cada vez que lo necesitamos, nos juntamos porque ellos nos han sostenido; ayudamos con muchas cosas, y también ya hemos acogido a los que vienen de otros lugares y duermen en tapias”, dijo Maribel Chávez, encargada del comedor.

Desde hace 15 días, una familia conformada con siete personas, provenientes de Torreón, llegó hasta el comedor gracias a que una persona de la comunidad religiosa a la que acude la encargada le proporcionó la dirección.

“Estaban durmiendo en las tapias, el hermano se los encontró en el Cereso porque una de las señoras está buscando a su hijo, pero no lo ha encontrado. Llegaron sin maletas porque se las robaron, así que aquí les dimos de comer, pero se quedaron, ahorita sólo tienen lo que traen puesto”, platicó Chávez.

Familias de las colonias Carlos Chavira, Tierra Nueva, San Francisco, Portal del Roble y Olivia Espinosa han sido beneficiadas con alimentación, ropa, zapatos, artículos de higiene personal y juguetes.

“Estamos muy agradecidos porque el sábado le entregamos a 57 niños, mochilas con útiles escolares, zapatos y estuvieron aquí más o menos 120 personas, entre ellos los padrinos, y todavía siguieron llegando más niños que no eran del comedor, pero así hubo otras personas que vinieron y nos ayudaron”, dijo Chávez.

La responsable del lugar comentó que otras 30 mochilas con artículos escolares fueron entregadas por personal del Gobierno del Estado, a niños que fueron llegando durante la tarde.

“Nosotros seguimos necesitando, aquí hay una familia esperando a que les donen ropa, zapatos, para tres niños pequeños y pañales para un bebé; pero nos siguen faltando alimentos porque me quedé sin nada en vacaciones que atendí a casi 200 niños. Así como veo la necesidad, en un futuro este ya no sólo va a ser un comedor, sino una albergue para personas”, expresó Chávez.


[email protected]