Llama Iglesia a no vivir con miedo

El vicario de la Catedral hizo un llamado a la ciudadanía para que identifique los actos de quienes promueven el racismo y la xenofobia por cualquier medio

Verónica Domínguez/
El Diario
lunes, 12 agosto 2019 | 06:00
|

Luego de la masacre que sucedió la semana pasada en un centro comercial de El Paso y que dejó 22 personas muertas, el vicario de la Catedral, Eduardo Hayen, llamó a los fronterizos para que de manera paulatina rehagan sus vidas.

“No deja de cimbrarnos, para muchos de los que íbamos ahí es difícil dejar de pensar en lo que ocurrió y de quienes murieron, pero tenemos que hacer nuestras vidas normalmente, no podemos vivir con miedo; no estamos en una guerra permanente en la que tengamos que arriesgar nuestras vidas cada vez que salgamos de la casa, no estamos en esa situación, así que poco a poco podemos iremos recuperando la confianza”, expuso el sacerdote ayer en entrevista.

“Paulatinamente van sanando nuestros corazones, poco a poco van volviendo a la normalidad, no deja de cimbrarnos, para muchos de los que íbamos ahí a Walmart, difícil no pensar en lo que ocurrió y en las personas que murieron”, añadió el vicario de la Catedral.

El sacerdote también hizo un llamado a la ciudadanía para que identifique los actos de quienes promueven el racismo y la xenofobia por cualquier medio.

“Poco a poco podemos iremos recuperando la confianza, pero hay que estar muy atentos a estas manifestaciones de racismo para que esto no vuelva a suceder”, dijo Eduardo Hayen. 

En cuanto a la visita que realizó el presidente estadounidense Donald Trump hace unos días para reunirse en El Paso, Texas con los sobrevivientes del tiroteo, y la llegada del precandidato presidencial demócrata Beto O’Rourke a esta ciudad (quien dio las condolencias al gobernador del estado por las víctimas chihuahuenses), dijo que ambas visitas tuvieron tintes políticos; sin embargo, son ellos los que pueden influir para que cambien las leyes de los Estados Unidos, para disminuir la venta de armas y evitar otra masacre por racismo y xenofobia.

“Los políticos pueden aprovechar para llevar agua para su molino, pero sí, definitivamente es una cuestión política que se puede discutir; sobre todo disminuir desde la política estas masacres, este racismo que está detrás de lo que ocurre”, dijo el sacerdote.


vdo[email protected]