Juárez

Libres de homicidios, fraccionamientos cerrados

Asesinatos en el año han ocurrido fuera de zonas residenciales con acceso controlado

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

domingo, 02 mayo 2021 | 09:45

Ciudad Juárez.- Los 460 asesinatos cometidos en Juárez durante los primeros cuatro meses del año, hasta el pasado viernes, ocurrieron fuera de las zonas habitacionales que cuentan con bardas perimetrales, accesos controlados o seguridad privada, espacios que concentran a las clases media y alta.

Así lo muestra la georreferenciación del delito de homicidio doloso elaborado con base en los datos diarios aportados por la Fiscalía General del Estado y las Policías preventivas.

Los puntos rojos que indican una muerte violenta llenan el plano de la ciudad. Sólo el circuito entre el bulevar Juan Pablo Segundo y las avenidas Tecnológico, Manuel Gómez Morín y Valle del Sol se mantiene sin asesinatos.

Este mapeo señala que los espacios urbanos concentrados entre los distritos de Policía Universidad y Oriente permanecen ajenos a las muertes violentas que en otras partes de la ciudad, como Anapra o Riberas del Bravo, ocurren casi a diario.

Para el fiscal del Distrito Norte, Jorge Nava López, la dispersión de hechos violentos tiene una marcada tendencia en el suroriente y el centro de la frontera, donde los grupos delictivos –que han cooptado decenas de colonias– ejercen el control del territorio, según la georreferenciación de estas agrupaciones.

“(La comisión de homicidios) nos es coincidente con zonas en donde se arraigan delitos como narcomenudeo y tráfico de personas indocumentadas”, expuso.

Aunque descartó que la seguridad privada que privilegia esta zona sin homicidios sea el factor preponderante, refirió que influye el hecho de que “son zonas con ausencia de otros delitos generadores de violencia”.

El secretario de Seguridad Pública Estatal, Emilio García Ruiz, opinó que el homicidio en Ciudad Juárez –como en Tijuana– es un fenómeno multifactorial histórico que debe ser analizado desde sus orígenes históricos y causales sociales, no sólo como un resultado delincuencial.

Refirió que en la frontera existen dos sectores principales de la sociedad que sufren este fenómeno: los integrantes de la delincuencia común y organizada, y los marginados sociales por diversos factores.

“El primer factor se soluciona con policías y fiscales que consignen investigaciones completas que permitan sanciones ejemplares; el segundo con programas sociales, educación, cultura, deporte, trabajo, salud y principalmente oportunidades de desarrollo para los jóvenes”, agregó.

Nava López coincidió. Dijo que durante las reuniones de coordinación, celebradas aquí cada lunes, han expuesto la problemática y las necesidades para disminuir los homicidios.

“Para ello se necesita mayor personal para prevención”, aseguró. En Juárez se estima que existen al menos 4 mil policías entre preventivos y de investigación, una cifra lejana a las necesidades de una ciudad que nuevamente está en el ‘top’ de los municipios más violentos del país.

“Esta semana se comentó que ya estaba autorizado el fortalecimiento de las fronteras sur y norte con elementos de la Guardia Nacional; esperamos esta semana la confirmación y la información sobre el número de elementos a asignar y fechas”, dijo esperanzado Nava.