Juárez

Liberan a cinco tras errores en consignación; investigan a ocho policías por tortura

Las personas habían sido exhibidas públicamente como presuntos integrantes de una célula criminal procedente de Jalisco

Cortesía
Cortesía
Cortesía

Staff
El Diario de Juárez

lunes, 29 marzo 2021 | 20:47

Ciudad Juárez— Cinco personas, exhibidas públicamente como presuntos integrantes de una célula criminal procedente de Jalisco que operaba en El Porvenir, y capturados en un operativo que realizó la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) en el Valle de Juárez, fueron liberados el pasado domingo por un juez federal después de que la defensa legal evidenció errores en la consignación.

Ahora, ochos elementos de la Policía Vial del Estado, adscritos a la CES son investigados por un fiscal federal por diversos delitos, entre ellos supuestos actos de tortura, tras la consignación de los acusados dentro de la causa penal federal 246/2021, dio a conocer el abogado Carlos Sosa.

Emilio García Ruiz, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), dijo que el juez Luis Benítez se extralimitó, por lo que apelarán la resolución que consideró “bastante garantista”.

“Ahora no va a poder detener la policía a nadie nunca”, consideró el jefe policiaco tras conocer la resolución del Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio en funciones de Juez Administrador del Centro de Justicia Penal Federal con residencia en Ciudad Juárez, Luis Benítez Alcalá.

El pasado viernes  la CES hizo público el arresto de Filemón C. R. de 33 años; Luis Antonio S. G. y Mario Alfredo G. P., originarios de Jalisco; además de José Luis F. F. y Ana Iliana S. Z., de Ciudad Juárez, quienes supuestamente viajaban a bordo de una camioneta GMC Sierra negra modelo 2008, interceptada en el cruce de las calles Venustiano Carranza y 2 de Abril, en El Porvenir, municipio de Praxedis G. Guerrero. 

Estas personas fueron capturadas presuntamente en posesión de armas largas y equipo táctico, además de un vehículo “vinculado en actos ilícitos”. 

Para el integrante del despacho jurídico Vargas, Sosa y Miramontes Caro, este asunto era muy delicado pues se jugaban 15 años de vida de cinco personas que no cometieron ningún delito.