Le dan 30 años por asesinar a su esposa

La víctima era una policía municipal

Staff/
El Diario de Juárez
jueves, 11 abril 2019 | 06:00

Un hombre fue sentenciado ayer a 30 años de cárcel y al pago de 405 mil pesos como reparación del daño, tras ser encontrado culpable de haber asesinado a su esposa quien se desempeñaba como agente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM). Fue la prueba científica, los resultados de la necropsia de ley, los que causaron convicción en el Tribunal de Enjuiciamiento para emitir el fallo condenatorio. 

El sentenciado es Gregorio Moreno Villarreal, de 50 años de edad, quien se encuentra recluido en el Cereso 3 de Ciudad Juárez. 

Antes de que el órgano colegiado entrara a deliberar sobre su responsabilidad en los hechos, Moreno Villarreal expresó que es inocente y durante el juicio oral, número 230/18, los abogados defensores sostuvieron que Leticia López Ramírez pereció al caer de las escaleras en el interior de la casa familiar ubicada en Infonavit Solidaridad. 

La servidora pública murió el 1 de octubre del 2017, su cuerpo fue localizado junto a la escalera.

El médico legista que practicó la necrocirugía a la víctima compareció al juicio y explicó que al realizar la revisión al cadáver observó que presentaba la tráquea y los pulmones congestivos, sufrió falta de oxígeno en el cerebro, tenía petequias en los ojos, es decir, puntos rojos generados por la presión de la sangre al buscar salida cuando se ejerció presión sobre el cuello y vio una protusión lingual o la lengua de fuera.

También se estableció que la víctima murió entre las 00:00 y las 03:30 horas. 

Los abogados defensores señalaron durante el juicio oral que la víctima presentaba dos heridas en la cabeza, en la parte posterior, ocasionada al caer de las escaleras y señalaron que el perito en criminalística y el médico legista no pudieron probar que Moreno Villarreal hubiera agarrado a la víctima del cabello.

Aunado al informe en materia de medicina forense, un hijo de la víctima y del ahora sentenciado compareció a juicio y dijo que había observado el cuerpo de su madre tirado a un lado de las escaleras y con una mano tendida en el pasamano.

El testigo también refirió que en la casa familiar vivían sus padres, un sobrino de cinco años de edad y él.

Pero en el momento en que murió Leticia López, sólo se encontraban en la vivienda Gregorio moreno, el niño quien dormía en una recámara de la planta alta de la casa y la víctima. 

El fallo condenatorio fue emitido por unanimidad de votos el miércoles de la semana pasada y ayer el mismo Tribunal de Enjuiciamiento le impuso la pena. 


[email protected]