Juárez

Las trabas de las clases virtuales

Adaptarse a educación online sin herramientas suficientes le quita el sueño a familias

Javier Olmos
El Diario de Juárez

domingo, 06 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Adaptarse a las clases virtuales sin dinero le quita el sueño a Antonia Hernández, madre de dos muchachos en Ciudad Juárez que van a secundaria y a preparatoria y todavía no tienen las herramientas suficientes para hacerlo.

Residente del fraccionamiento Parajes del Sur, este semestre tampoco pudo inscribir a su hijo Eduardo, el primero, en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, donde estudia la carrera de Comercio Exterior. Iba a sexto.

El caso expone los obstáculos que enfrentan familias de escasos recursos para seguir la escuela desde casa. 

La familia Hernández deberá trabajar con una laptop un poco vieja y lenta, “pero la única herencia que les puede dejar uno es la educación”, dice Antonia.

En Juárez, 125 mil 524 estudian educación preescolar, 419 mil 485 la primaria y 189 mil 836 la secundaria; además, más de 17 mil adolescentes como David, el segundo hijo de la mujer, inician clases el lunes en el Colegio de Bachilleres.

Datos de la Secretaría de Educación y Deporte exponen que, el ciclo pasado, al menos en nivel básico, más de 112 mil 500 niños se mantuvieron ausentes del seguimiento de las clases a distancia en todos los municipios de la entidad.

Esta cifra representa el 15 por ciento de los más de 750 mil alumnos de educación básica que no pudieron reportarse con sus profesores a través de plataformas como Google para la Educación y WhatsApp.

En tanto que en el caso del Cobach, el cambio de modalidad llega en un momento en el que se enfrenta una deserción de 14.8 puntos porcentuales, arriba de la media que hasta el año pasado fue del 13.0 por ciento.

Pero el indicador de reprobación en este sector es aún mayor, de casi tres puntos, con 16.3 sobre el 13.8 de la media.

Antonia dice que, además de la falta de una computadora útil, está “enojada porque sí nos cobraron la inscripción completa de mil 970 pesos, el consejo estudiantil, los paquetes de los libros y todo completo, a ellos no les dolió el corazón para cobrarnos en la pandemia”.

“No sé, en eso estamos”, responde a la pregunta de cómo le va a hacer porque el lunes David entra a la escuela, “porque sí se nos va a dificultar”.

“Por lo pronto el de la secundaria está por televisión, pero van a tener que aprovechar el tiempo para usar la computadora cuando ya tomen clases bien los dos”.

“Mi esposo hace trabajos eventuales, lo que caiga. Él sí fue de los que tuvieron que salir a trabajar durante la cuarentena, porque si no, con qué sobrevivía uno”, expone.

jolmos@redaccion.diario.com.mx