Juárez

Lanza DIF campaña contra el abuso infantil

A través de redes sociales el organismo pretende informar a padres y tutores para que protejan a sus hijos

Araly Castañón
El Diario de Juárez

domingo, 15 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Para evitar el abuso infantil durante la pandemia el DIF Municipal lanzó una campaña en redes sociales denominada “Yo acuso el abuso”.

El objetivo es que las madres, padres y tutores estén informados sobre esta situación para proteger a sus hijos, afirmó la directora de la descentralizada, Perla Reyes López.

“Nuestra campaña es de prevención, las facultades de intervención las tiene el DIF estatal, por la pandemia hubiéramos querido llevar a cabo la campaña en las escuelas y distintas asociaciones, pero no se pudo”, explicó.

Agregó que como se difunde en redes sociales, se trató de que cualquier persona la comprenda.

La funcionaria dijo que durante la pandemia han recibido denuncias de violencia familiar, entre las que se incluye abuso infantil, y aunque no todas han resultado ciertas, se decidió realizar esta campaña.

Afirmó que es importante que los padres de familia conozcan qué es el abuso sexual y cómo deben responder ante una situación así.

Lo primero que se debe hacer es escuchar a los hijos y creerles, para que sientan confianza y puedan relatar la situación que están sufriendo.

Además, es necesario tener una conversación paciente, armoniosa y tranquila con el niño, y acudir a denunciar ante las autoridades correspondientes a través de instituciones, organizaciones de la sociedad civil o personas que puedan brindar acompañamiento.

También es indispensable buscar la orientación de un psicólogo especializado en el tema.

“Es importante prestar atención al uso de lenguaje sexual y dinámicas de juego que podrían emplear los niños y adolescentes víctimas de este tipo de violencia”, mencionó Reyes.

“Pueden expresarse con connotaciones y expresiones a través del lenguaje o dibujos y en sus juegos podrían reproducir comportamientos sexuales”, anotó.

Es muy común que las víctimas tengan problemas para dormir o sufran pesadillas frecuentemente, además que cambien sus hábitos de higiene y procuren bañarse de manera excesiva, así como negarse a comer debido a que sufren estrés.

Otro signo de alerta es que presentan cambios y alteraciones en el estado de ánimo, pueden mostrar poco afecto, estar irritables, tener inquietud o nerviosismo y podrían retomar conductas ya superadas como mojar la cama o asumir actitudes de cuando eran más pequeños.

“Además pueden presentar síntomas físicos como náuseas, fiebre y dolores de estómago y al acudir al médico no hay causas aparentes para la enfermedad, sin embargo, los malestares aparecen como una forma de expresar la ansiedad, el miedo y el estrés”, señaló la funcionaria.

acastanon@redaccion.diario.com.mx