PUBLICIDAD

Juárez

La tecnología también es incluyente

Mediante impresora 3D construirán objetos que invidentes puedan percibir con el tacto

Luz del Carmen Sosa / El Diario de Juárez

sábado, 30 abril 2022 | 06:00

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez | Sebastián Quezada, con discapacidad visual, palpa una réplica en plástico de la escultura de Xochipili

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Mediante una impresora de tercera dimensión se construirán objetos tangibles que puedan ser percibidos con el tacto y de una manera más cercana a la realidad por personas con discapacidad visual. El equipo fue donado gracias a la alianza estratégica entre el Centro de Estudios para Invidentes AC (CEIAC) y Con-Tacto 3D, organizaciones de la sociedad civil que impulsan el aprendizaje incluyente en la frontera.

Mauricio Alvarado, Camilo Bogotá y Rebeca Grajeda, representantes de Con-Tacto 3D, se encuentran en esta frontera para trabajar aquí este concepto tecnológico que busca reforzar los procesos educativos de CEIAC en materia de inclusión, explicó Otilia Herfter, directora de CEIAC. 

PUBLICIDAD

“Esta iniciativa surge en Santos, Brasil, en México se implementó inicialmente en el estado de Guanajuato y hoy acudió un equipo multidisciplinario para trabajar en Juárez con la misión de aportar algo a la sociedad al generar una educación más universal e incluyente con tecnología de punta”, explicó Mauricio Alvarado.

Dijo que Con-Tacto 3D es resultado de un laboratorio de innovación ciudadana apoyado por la Secretaría General Iberoamericana en España y ahora apoyado por CEIAC, que abre sus puertas para implementar y generar una innovación social, que es una forma de hacer las cosas rompiendo paradigmas que se tienen en temas de educación, agregó.

Camilo Bogotá, originario de Colombia, colabora desde hace cuatro años que se implementó el proyecto en otros países para hacer tangible lo intangible. Él explica que Con-Tacto 3D consiste en aplicar tecnologías de fabricación digital para el desarrollo de materiales educativos.

La impresora permite, a través de unos procesos técnicos, generar objetos de plástico que pueden ser palpables y facilitaría la interacción con objetos que normalmente se describen a las personas con discapacidad visual, pero que quedan cortas las descripciones para hacer que la experiencia del aprendizaje sea integral, agrega. 

Sebastián Quezada, de 14 años y estudiante del segundo grado de secundaria con discapacidad visual, lleva 12 años estudiando en Ceiac. Comparte que él no sabía que existían las figuras en tercera dimensión que puede palpar y muestra una réplica en plástico de la escultura de Xochipili, que se exhibe en el Museo Nacional de Antropología.

La figura le permite conocer detalles que anteriormente le fueron descritos en palabras y ahora puede identificar al tacto.  

“Imaginarse que los museos en Juárez puedan tener réplicas en tercera dimensión para las personas con discapacidad visual, que puedan acercarse aún más al arte, eso sería de verdad incluyente”, dice Otilia Herfter.

El próximo lunes este proyecto será presentado a diversas organizaciones de la sociedad civil y museos de la ciudad, y la sociedad en su conjunto también puede acudir al Ceiac, ubicado en la avenida Teófilo Borunda. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search