Juárez

'La deportación para Cuba es muy triste… yo ya no me voy a ir, aquí quiero trabajar'

Larris es uno de los 12 mil 500 extranjeros que se estima permanecen aquí en busca de asilo en EU

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 28 diciembre 2019 | 09:35

“La deportación para Cuba es muy triste… yo ya no me voy a ir, aquí quiero trabajar, yo ya soy juarense”, aseguró Larris, uno de los 18 mil 500 extranjeros que han sido retornados de Estados Unidos a Ciudad Juárez, y uno de los 12 mil 500 que se estima que permanecen aquí.

De acuerdo con Enrique Valenzuela, coordinador del Consejo Estatal de Protección y Atención a Migrantes (Coespam), Ciudad Juárez continúa albergando a unos 15 mil migrantes. De ellos, alrededor de 12 mil 500 son retornados, muchos con la intención de regularizarse en México.

Además hay cerca de 700 mexicanos que acampan junto a los puentes internacionales en busca del asilo político en el vecino país, 250 enlistados para cruzar la frontera y otros mil 550 que dejaron pasar su número por miedo a la deportación. 

Según el informe del Centro de Intercambio de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC), de los 16 mil 398 extranjeros que habían sido retornados por el Gobierno de Donald Trump hasta noviembre a Ciudad Juárez, 8 mil 311 todavía esperaban su primera audiencia en la Corte de El Paso, 5 mil 488 no se presentaron en la última audiencia y 2 mil 599 acudieron hasta entonces a todas sus audiencias.

Sólo 12 lograron obtener hasta noviembre el “alivio concedido”, es decir que consiguieron el “alivio de la expulsión” o el asilo político. 

Según Larrys Borruet, de 49 años, originario de Santo Espíritu, en el centro de Cuba, muchos isleños están siendo deportados, por lo que él decidió no acudir a su cuarta audiencia.

“Soy de Cuba y licenciado en Administración de Empresas, llegué a Juárez desde hace seis meses. Juárez, por lo menos la ciudad, nos ha abierto las puertas y nos ha acogido muy bien. Hay unos cuantos cubanos que si nos dan la residencia aquí nos quedamos”, narró.

El isleño que dejó a su esposa y a sus cuatro hijos en Cuba, fue devuelto Estados Unidos a esperar su proceso migratorio como parte del programa Permanecer en México, de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP). Ya ha acudido a tres audiencias ante la Corte de El Paso y su próxima cita es para el próximo 9 de enero, pero ya no piensa ir. “Es que hay algo, están deportando a la mayoría de los cubanos. He ido a tres (audiencias) y ya tengo la cuarta para el 9 de enero, pero me voy a quedar aquí con los juarenses. Quiero quedarme aquí, porque la deportación para Cuba es muy triste… todos los días está llegando gente allá. Y lo que queremos es trabajar acá, nada más”, aseguró.  Con él trabaja en el centro de Ciudad Juárez Yunet, otro isleño que dejó pasar su audiencia el pasado 23 de diciembre por temor a ser deportado a su país. 

“En la primera cita te piden el nombre, en la segunda te dan la planilla para el asilo, ahí casi no te dejan ni hablar, lo que te hacen son preguntas y tu respondes sí o no y ya. Y en la tercera entregas ya la planilla, el formato lleno. Y ahora se supone que es la cuarta y última corte, ahí deciden lo que van a hacer contigo, lo mismo te pueden deportar”, explico el originario del oriente de Cuba.

De acuerdo con el migrante, “hay muchos que se van a quedar aquí, andan trabajando en la maquila, quieren hacer papeles aquí. Aquí la gente, todo mundo nos trata bien, yo creo que hasta ahora no he visto a nadie que haya venido aquí en mala forma ni nada”, aseguró el extranjero quien vive desde hace dos meses en la ciudad. 

Según datos del TRAC, hasta noviembre habían sido retornados 7 mil 362 cubanos a México, 3 mil 280 de ellos a Ciudad Juárez, de los cuales mil 942 todavía esperaban su primera audiencia, 466 no se presentaron a su última audiencia y 872 habían acudido hasta entonces a todas sus citas.

Sólo 212 lograron ser representados por un abogado ante la Corte de El Paso, y ocho obtuvieron hasta noviembre el “alivio concedido”. 

(Hérika Martínez Prado / El Diario)