Juárez

‘Kiki’ Romero, al límite de su capacidad

Contaba hasta ayer con 358 migrantes albergados; tiene capacidad para 400

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 08 septiembre 2021 | 13:17

Archivo / El Diario de Juárez

A unas horas de concluir la actual administración, el gimnasio municipal Enrique “Kiki” Romero, el cual tiene una capacidad para 400 personas, contaba hasta ayer con 358 migrantes albergados, dejando apenas 42 espacios libres. 

El 90 por ciento de las personas alojadas hasta ayer son centroamericanas, expulsadas de Estados Unidos a México bajo el Título 42 a través de esta frontera, después de haber cruzado por Matamoros. Y 175 de los albergados son niños – principalmente menores de seis años de edad– y adolescentes. 

De acuerdo con el coordinador del recinto, Rogelio Pinal, quien también es director de Derechos Humanos del Municipio, ayer fue trasladado un grupo de 25 personas al Centro Integrador para Migrantes (CIM) Leona Vicario, en donde esperarán conseguir el dinero para regresar a su país, el retorno por la Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas (OIM) o hasta que el Gobierno de Joe Biden les dé una oportunidad para solicitar el asilo.

El gimnasio municipal abrió sus puertas como albergue el 5 de abril de 2021, durante la contingencia migratoria generada por las expulsiones masivas de Estados Unidos bajo el Título 42 y, aunque en mayo fue cerrado de manera temporal, el 19 de junio volvió a recibir a migrantes ante los hallazgos por parte de autoridades municipales y estatales de cientos de foráneos retenidos por traficantes de personas en casas de seguridad. 

Entre las principales nacionalidades atendidas se encuentran guatemaltecas, hondureñas, ecuatorianas, salvadoreñas, haitianas, colombianas y venezolanas. 

A los migrantes se les permite estar durante siete días en el albergue municipal y después son transferidos al CIM, en donde pueden permanecer por tiempo indefinido, por lo que hoy sería trasladado otro grupo al albergue federal, pero también ingresarían más personas expulsadas de Estados Unidos, tras los acuerdos migratorios entre los gobiernos de Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador. 

De acuerdo con testimonios de los migrantes, al ser detenidos en Estados Unidos les tiran la ropa y todas sus pertenencias, por lo que al arribar al albergue se les apoya con alimentos, vestido, servicio médico, medicamentos y canalización a otros albergues o a la central de autobuses.

Debido a la gran cantidad de personas que atiende, el espacio humanitario requiere actualmente de ropa para niñas y niños, principalmente entre 2 y 6 años de edad, juguetes, libros para colorear y lápices de colores o crayones. 

También requiere de ropa interior para todas las edades, guantes quirúrgicos y bolsas para la basura.  Quien desee apoyar puede acudir a la calle Codorniz 6601 esquina con avenida De los Aztecas, en la colonia Aztecas.

SOLICITAN

• Ropa de vestir para niñas y niños (entre 2 y 6 años de edad) 

• Ropa interior (todas las edades)

• Juguetes

• Libros para colorear 

• Lápices de colores o crayones 

• Guantes de látex 

• Bolsas para la basura

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

close
search