Juárez, la frontera más afectada

Es la única ciudad que no está logrando sus envíos al 100 por ciento

Cinthya Ávila
El Diario de Juárez
miércoles, 17 abril 2019 | 06:00
Omar Morales / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— A casi tres semanas de que comenzó la crisis en los cruces internacionales, la sección aduanera en Ciudad Juárez es la más perjudicada en tiempos de espera en comparación con otras fronteras, señaló Luis Aguirre Lang, presidente del Consejo Nacional de Index. 

De acuerdo con el monitoreo de Index Nacional, Ciudad Juárez registra los mayores tiempos espera con hasta 12 horas para cruzar en carril regular y la mitad del tiempo para los carriles de empresas certificadas.

La segunda frontera con los mayores tiempos de cruce, pero muy por debajo de Juárez, es Tijuana con cinco horas en carril regular y tres horas en línea Fast. 

Luis Aguirre Lang señaló que en el caso de Ciudad Juárez la ralentización de las exportaciones ha llevado a una reducción de las mismas. Tan sólo en el puente Zaragoza-Ysleta antes de la crisis se realizaban 350 operaciones diarias en carril regular y actualmente se están procesando 242 embarques, una baja de 30.8 por ciento.

De la línea Fast, de 578 cruces que se hacían sólo alcanzan a procesarse 556, también en Zaragoza. 

En el caso del puente Córdova-Américas las operaciones en la carga regular pasaron de 230 a 182 embarques diarios y en Fast 365 a 330.

Las mercancías más perjudicadas son del sector eléctrico y automotriz, refirió el titular de Index. 

La contingencia comenzó el 1 de abril, originada por la reasignación de agentes de CBP a las tareas de la Patrulla Fronteriza, en apoyo a la llegada migrantes. 

Esto ocasionó una reducción de personal de CBP para procesar la carga comercial, lo que retrasó los tiempos de las exportaciones.

En la primera semana la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) reportó aquí tiempos de espera en el carril regular de hasta 20 horas para cruzar. 

En días pasados los tiempos relativamente mejoraron, pero todavía lejos de los promedios que se tenían registrados. 

Aguirre Lang dijo que se está trabajando con autoridades de ambos países para acelerar el tránsito y que esto no perjudique el ánimo para invertir en México.

“A nuestros corporativos les queda claro que esto no es política del Gobierno de México”, puntualizó.

El presidente de Index en el país dijo que el Consejo trabaja en conjunto con Index Juárez e Index Chihuahua para tener una cuantificación de los daños económicos hasta ahora acumulados.

Las medidas por parte de la industria para garantizar la llegada del producto a los clientes han sido usar otros cruces menos congestionados o la vía aérea. Tan sólo la semana pasada se agotaron los vuelos chárter en la zona Juárez-El Paso, mencionó Aguirre Lang.

Luis Aguirre indicó que hasta el momento no se tiene conocimiento de paros técnicos, sin embargo se desconoce cuándo se normalizará la situación.

“No tenemos una proyección de cuando vaya a mejorarse. Queremos tener esta situación un poco más controlada para hacer un recuento de impactos económicos”, destacó. 

Recalcó que mientras en otras fronteras ya se está normalizando la operación exportadora, Juárez es la única frontera que no está logrando sus envíos al 100 por ciento. 

De acuerdo con datos de Canacar tan sólo los transportistas diariamente están perdiendo 800 mil dólares por los gastos adicionales que generó este problema, como pago de tiempo extra, combustible y hasta comida para los choferes que permanecen horas e incluso pernoctan en los puentes. 

Manuel Sotelo Suárez, vicepresidente de Canacar, puntualizó que esto está trayendo repercusiones fuertes para el comercio exterior.

El peor escenario es que la situación se agrave y le cueste a la región empresas y empleos, advirtió el representante del gremio transportista.

Entre las medidas que se están tomando está desviar exportaciones por Nogales o vía terrestre a otras ciudades como Monterrey, pero desde ahí volar a Estados Unidos.




[email protected]