‘Juarenses son hospitalarios’

La gente de Juárez es muy especial y no hace distinciones sociales: padre Hayen

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
lunes, 21 octubre 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— A un año de que migrantes eligieran esta ciudad de paso para cruzar en busca de asilo político en Estados Unidos, la Iglesia en conjunto con la sociedad continúa siendo hospitalaria con los migrantes, dijo ayer el padre Eduardo Hayen, párroco de Catedral.

“Yo creo que la gente de Juárez es muy especial, con mucho cariño y mucha comunión entre juarenses, aquí no hay muchas distinciones sociales como en otras partes de la república, y eso permite hacer que tengamos una gran capacidad de acogida a nuestros hermanos, de escucha, de atención a ellos; el juarense es una persona abierta y hospitalaria, gracias a Dios”, expuso el sacerdote.

Añadió que esta ciudad se ha caracterizado por recibir migrantes desde que se fundó la Misión de Guadalupe.

“Ciudad Juárez ha sido marcada desde su origen por la migración, desde que se estableció la Misión de Guadalupe hubo migrantes aquí, Juárez tiene una vocación de recibir migrantes, somos una ciudad en una encrucijada, muchos se van, muchos se quedan, es un fenómeno que ha acompañado a la ciudad y la Iglesia ha jugado un papel importante, creo yo, junto con el resto de la sociedad”, expuso Eduardo Hayen.

En cuanto a la atención de migrantes por parte de las autoridades, dijo que es el Gobierno el principal ente encargado de responder por todo lo que circunscribe al fenómeno migratorio.

“Para atender el problema migratorio, es cierto que Gobierno es el principal agente, porque es un problema de Gobierno, no es un problema de la ciudad, pero no lo puede hacer solo, tiene que echar mano de la sociedad civil para atender entre todos la problemática, ese es el problema que ha tendió la Casa del Migrante, en este estira y afloja buscando el bien de nuestros hermanos, en ese dialogo con el Gobierno, ésa es la queja del director del albergue”, añadió Hayen.

Mencionó que ya se cuenta con el nuevo albergue Leona Vicario que abrió el Gobierno federal, por lo que espera que la ayuda continúe para los deportados que se encuentran en los puentes internacionales y también para las personas que están a la espera de la entrevista para el asilo político.


 [email protected]