Juárez

Invita Iglesia a purificar la Navidad

Ayer en su mensaje, el obispo de esta ciudad exhortó a la población a festejar con sencillez, sobriedad y amor

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 25 diciembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— En la celebración de la Navidad contemplemos en la cueva de Belén la sencillez, la sobriedad en lo material, pero la riqueza del amor, la ternura, la unidad, la generosidad, el calor de hogar que sólo se disfruta en la familia, expresó el obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos.

“El año que civilmente dejaremos dentro de unos días nos ha traído un claro recordatorio de lo frágil que es nuestra vida y las medidas restrictivas por las que hemos tenido que pasar a causa de la pandemia”, dice el jefe del gobierno eclesiástico local en su mensaje navideño dirigido a todos los religiosos, diáconos, y por su medio a todo el pueblo de Dios.

“Ante esto recuerdo las palabras del Santo Padre que nos invita a purificar un poco la manera de vivir la Navidad, de festejar, saliendo del consumismo, y que sean más religiosas, auténticas y verdaderas”, dice en el escrito que dio a conocer en la página de Facebook de la Diócesis.

“Hemos llegado un año más a la celebración del gran misterio de la Navidad, el hijo de Dios se ha hecho hombre encarnándose en el vientre purísimo de la Santísima Virgen María. Hoy nuevamente contemplamos a aquel que nos trae la salvación, pues como dijo el profeta Isaías ‘el pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz; esa luz es nuestro salvador recién nacido y queremos contagiarnos de su vida, amor, ternura y paz’, dijo el obispo.

Los invito a darse la oportunidad de contemplar ese nacimiento que con tanto esmero han puesto en sus parroquias y hogares para que, como en la familia de Nazaret podamos experimentar la ternura del Dios vivo, el amor, la calidez, la delicadeza en el trato, la cercanía de los que estamos juntos y seamos agradecidos con nuestro padre bueno que nos dio el mejor regalo, su hijo amado que viene a salvarnos, expresó.

“Agradezcamos también todos aquellos bienes de los que ahora disfrutamos y provienen de su gran bondad y misericordia”, agregó Torres Campos.

Unámonos a la multitud del ejército celestial que alaba al Señor, por tan gran don y que este grito de alegría y júbilo sea hoy nuestra oración: “Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”.

Que nadie robe la alegría y la esperanza de nuestro corazón. ¡Feliz Navidad!, agrega en su mensaje navideño.

No es una guerra de pasteles: padre Trevizo

Por su parte, el vocero de la Diócesis, sacerdote Hesiquio Trevizo Bencomo, dijo que no obstante la situación adversa de la pandemia de Covid-19, de la pérdida de seres queridos, de personas valiosas, el gran consuelo es la Navidad.

“Hoy vemos en la liturgia católica un texto muy hermoso de San Agustín que nos dice qué es la Navidad, no es una guerra de pasteles, es mucho más que todo esto en la que la hemos envuelto”, expresó.

El padre Trevizo dijo que la pandemia no ha sido capaz de detenernos un poco en esta carrera de banalidad, pero en esta circunstancia de dolor y sufrimiento leemos el texto de San Agustín: “Despiértate, Dios se ha hecho hombre por ti, es lo que celebramos, despierta tú que duermes, levántate de entre los muertos; Cristo es tu luz, por ti Dios se ha hecho hombre”.

“Es lo que celebramos”, dijo el párroco, “la celebración de un gran amor comprometido y hoy que hemos tenido de cerca la realidad de la muerte en los seres queridos lo queremos entender, pues dice San Agustín, hubieses muerto para siempre, si Él no hubiera nacido en el tiempo”.

Por eso, ante esta circunstancia adversa, y si religiosamente somos sensibles, descubrimos el profundo significado de la Navidad, dijo el presbítero.

El padre Trevizo Bencomo destacó que con el nacimiento de Cristo, Dios ha destruido la muerte nuestra, y la Navidad es invitación a la alegría, a la acción de gracias, no a la guerra de los pasteles.

Por otro lado, se dio a conocer que la celebración eucarística por la Navidad será de manera virtual y los feligreses podrán escuchar la misa que celebrará el obispo Torres Campos.

El sacerdote Eduardo Hayen Cuarón, párroco de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, explicó que en este templo tendrían la misa de víspera de Navidad el 24 a las 6:00 de la tarde.

La misa de Navidad será hoy viernes 25 a las 12:00 del mediodía, ceremonia que celebrará el obispo y en la cual se imparte la bendición papal.

El padre Hayen Cuarón comentó que las dos misas serán a puerta cerrada, pero la del viernes se transmite por redes sociales, ante lo cual invitó a la comunidad juarense a verla a través de esos medios de comunicación con el fervor como si estuvieran en el templo.