Juárez

Investiga CEDH presunta ilegalidad en arresto

Convicto busca comprobar irregularidades para no quedar con antecedentes penales

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

miércoles, 22 enero 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) investiga el caso de Luis Antonio Wallace Pérez, detenido por policías municipales desde el pasado 16 de octubre del 2014 por una supuesta infracción vial.

Este caso, que también es objeto de una indagatoria por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE) por las probables irregularidades cometidas en la actuación de los agentes preventivos, muestra la resistencia de un ciudadano que ha sido sentenciado a seis años y tres meses de cárcel por un delito que asegura no cometió.

“Mi hermano está por cumplir la sentencia, él pudo salir al cumplir la mitad de la sentencia por su buen comportamiento, pero no es lo que busca, lo que quiere es ser absuelto y no quedar con antecedentes penales por un delito que no cometió”, dice Adriana Wallace Pérez, hermana de Luis Antonio.

Para la familia la lucha que sostienen junto a Luis Antonio no es sólo por su libertad, sino por su honor y que se le haga justicia. 

César Díaz, primer visitador de la CEDH, confirmó ayer que están realizando la investigación del caso y hasta el momento la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) no encuentra los documentos de la intervención realizada por los agentes César Antonio Triana Ortiz e Inés Karina Zapata Castañeda, tripulantes de la patrulla 482.

Como se informó, Luis Antonio Wallace Pérez fue interceptado el 16 de octubre del 2014 en el cruce de las calles Plutarco Elías Calles y del Ejido por agentes municipales. Posteriormente fue consignado por supuestos delitos contra la salud, pese a las anomalías de la intervención preventiva, como el omitir un alto y circular a exceso de velocidad. 

Fue sujeto a proceso bajo la causa penal 99/2014-II.3 radicada en el Juzgado Quinto de Distrito y confinado en el Cefereso 9. Luego fue sentenciado a seis años y tres meses de prisión. 

Luis Antonio asegura desde prisión que es inocente y que su vida ha sido una tortura desde la intervención policial en la que –sostiene– le “sembraron” droga. 

Con pruebas documentales muestra que su arresto fue realizado por los agentes César Antonio Triana Ortiz e Inés Karina Zapata Castañeda.

Mediante oficio la SSPM no reconoce la intervención policial por no obrar en registros, según los oficios de la institución y cuyas copias obran en poder de El Diario.

Un documento signado por el actual director de la Policía, Luis Ángel Aguirre, refiere que según los registros la unidad 482 ese día no salió a trabajar. 

“¿Entonces, quién me detuvo?”, cuestiona Luis Antonio desde el reclusorio federal donde fue confinado después de que el Ministerio Público Federal dio por buena la consignación a pesar de las inconsistencias, como el motivo de la intervención.

“Si la Policía Municipal no reconoce mi detención, por qué sigo privado de mi libertad; esto ya es secuestro porque no cometí ningún delito y me tienen años preso”, dice desesperado al ver pasar los días lejos de su familia, la que ha sufrido un desgaste emocional, físico y económico.

Hasta ayer, la SSPM no respondía a la solicitud de información respecto a la intervención policial y el estatus actual de los elementos mencionados.

El archivo periodístico que existe otra investigación contra el agente César Antonio Triana Ortiz y 11 elementos más, involucrados en la muerte de Christian Antonio Zamudio, quien según los oficiales preventivos murió por una convulsión, pero la necropsia determinó que murió por asfixia, de acuerdo con el certificado de autopsia. Los hechos ocurrieron entre el 2015 y 2016.

Los agentes de la Policía municipal y agentes del entonces Grupo Delta, después de golpear al detenido y otras dos personas y llevarlos arrestados a estación Babícora, ahora Universidad, se subieron encima de Christian Zamudio y no lo dejaron respirar, por lo que murió.