Juárez
Tras vacunación

Inmunidad se genera tres semanas después

Llama Salud a evitar reuniones donde estén adultos mayores que recién recibieron el biológico, pues asegura que sería un error muy grave

Fernando Méndez / El Diario de Juárez

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 18 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Tras la pasada jornada de vacunación, Salud del Estado exhortó a los inoculados a evitar hacer reuniones debido a que tienen que esperar al menos tres semanas para que su organismo genere los anticuerpos, porque en caso de contraer la enfermedad todavía existe un alto riesgo de sufrir síntomas graves y morir.

El director médico de la Zona Norte, Arturo Valenzuela Zorrilla, indicó que realizar congregaciones donde estén presentes adultos mayores que recién recibieron el biológico sería un error muy grave, porque aún no han desarrollado el blindaje necesario para evitar que se les presente un cuadro mortal por coronavirus. 

“Una vez vacunado, tiene que pasar tiempo para estar protegidos. No es inmediato. Si usted se contagia, puede enfermarse de gravedad y morir. Deben pasar tres semanas para producir anticuerpos”, dijo el servidor público de la dependencia, por lo que instó a no organizar fiestas tras las inmunizaciones.

Vacunaron a 90 mil personas

Fueron alrededor de 90 mil adultos los que se inyectaron aquí la fórmula de AstraZeneca desde el pasado lunes hasta el viernes, que finalizó –con un día extra– la campaña de aplicación del antígeno a los grupos de 60 años y más de esta frontera que ayer alcanzó 30 mil 315 casos acumulados; han muerto 2 mil 944.

“Es más, se necesita la segunda dosis y que haya pasado otra vez suficiente tiempo, para alcanzar un 80% de protección de no tener una enfermedad grave y morir. Se puede enfermar, las probabilidades de morir se reducen con la segunda dosis y mucho después de haber pasado semanas”, puntualizó el profesional.

Por ello, llamó a la comunidad a no bajar la guardia pese al antiviral y continuar con las medidas oficiales: sana distancia, higiene y cubrebocas, ya que el SARS-CoV-2 comienza a ganar terreno y amenaza con embestir a una ciudadanía que, de confiarse, podría sufrir un pico como el de octubre y noviembre del pasado 2020. (Alejandro Vargas)