PUBLICIDAD

Juárez

Inhiben deportistas actividad delictiva en el Camino Real

Ven autoridades reducción en el número de cadáveres arrojados en la vialidad

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

lunes, 11 abril 2022 | 12:16

Fernando Méndez / El Diario de Juárez | Ciclista circula en el periférico de 27 kilómetros de longitud

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez— La presencia de ciclistas y senderistas a lo largo del periférico Camino Real ha reducido el número de cadáveres arrojados sobre esta vialidad, que costó casi mil millones de pesos y que en los últimos años ha sido considerada como el principal cementerio clandestino de la ciudad. 

Con 27 kilómetros de longitud, este periférico aún carece de acotamientos, señalética vial, alumbrado público y luce sucio, se observó en un recorrido realizado por El Diario.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la serpenteante ruta que se impone entre el accidentado relieve de la Sierra de Juárez ofrece a los deportistas de diferentes disciplinas grandes retos por sus ascensos y descensos. 

“Aunque con miedo, usamos el Camino Real para caminar y recorrer en bicicleta esta vialidad. Lo hacemos en grupos porque aún no nos sentimos seguros”, dijo María, ama de casa que ayer domingo tomó su bicicleta y en ella acudió al parque extremo Trepachangas.

La recuperación de los espacios públicos por parte de la ciudadanía permite inhibir la comisión de delitos graves como el homicidio doloso, consideró el fiscal de Distrito Norte, Jesús Manuel Carrasco. 

“Sí hay una recuperación de este espacio, las estadísticas nos arrojan que tenemos un caso (hallazgo de un cadáver) en enero, dos en febrero y uno más en marzo en las vías que colindan con Camino Real, no sobre esta vía exactamente”, lo que consideró favorable.

El archivo periodístico refiere que la construcción del periférico, insignia de la administración del exalcalde Héctor Murguía Lardizábal, inició formalmente el 24 de abril de 2006, cuando la empresa Yvasa comenzó con los levantamientos topográficos en la calle Feldespato.

Las autoridades municipales pretendían entonces unir el norponiente de Juárez con el sur para cerrar un circuito periférico con otras vialidades.

Diez años después, en su último Atlas de Riesgos, el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) advirtió que a lo largo del periférico hay tres puntos con taludes de riesgo “muy alto”, 36 clasificados como “alto”, 15 en el nivel “medio” y dos considerados de bajo riesgo.

Tras la pandemia, emergieron grupos de ciclistas, motociclistas y senderistas que encontraron en la Sierra de Juárez un espacio abierto para practicar su deporte favorito, departir con la familia en campo abierto y alejarse lo más posible del encierro al que obligó el Covid-19.

“Sabemos de esas actividades por las reuniones de coordinación territorial que tenemos los viernes en el Distrito Sur”, dijo el fiscal Carrasco.

A mayor presencia de deportistas, mayor presencia hay de los cuerpos policiacos y la movilidad en la zona inhibe la comisión del delito o el abandono de cuerpos en ese lugar, agregó el abogado.

lsosa@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search