Juárez

Indagan por robo a estatales

Las víctimas calculan en unos 30 mil dólares el valor de los artículos que se llevaron

Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

miércoles, 13 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— El Departamento de Control Interno de la Fiscalía General del Estado (FGE) investiga una nueva queja contra agentes de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE).

La abogada Elvira Baldenegro Ramírez, quien representa a las víctimas en este caso, informó que se trata de un presunto abuso de autoridad y robo contra dos mujeres y tres de sus hijos, menores de edad, que se encontraban en un domicilio de Buenaventura, Chihuahua, a donde ingresaron los estatales después de un fuego cruzado.

El incidente fue denunciado ante ese órgano interno el pasado 11 de diciembre, donde se alega el robo de varios artículos de valor y un vehículo BMW de la vivienda ubicada en la calle Yazaky sin número del barrio El Chamizal en esa población, de acuerdo con las querellas en poder de El Diario.

Los afectados narran en su denuncia haber vivido 12 horas de terror, desde las 3:00 de la madrugada del día 29 de octubre del año pasado.

“Ana”, una de las ofendidas, menciona que estaban durmiendo cuando escucharon una balacera que duró unos 20 minutos muy cerca de su casa.

Luego ingresaron a su domicilio presuntos policías estatales heridos con uniformes tácticos de la SSPE y dos de ellos de civil.

Menciona en la denuncia que ante el estruendo de balas y posterior allanamiento, ella y su hermana ingresaron a los tres niños –hijos de la víctima– a un clóset para salvaguardarlos.

Ana describe que los agentes vestidos de civil comenzaron a golpearla y a exigirle efectivo.

Agrega que uno de ellos le sacó a la fuerza una esclava de oro que portaba en una de sus muñecas; “me vale v… si te arranco la mano, pero de que sale, sale”, afirma que le dijo.

Asegura en la querella que otros agentes ingresaron y se apostaron en la cama de la recámara principal para recibir primeros auxilios por heridas de bala, dejando manchada de sangre la habitación.

Luego pusieron hincadas a las dos hermanas y a los menores de edad volteados hacia la pared, sin dejarlos ver lo que hacían, describe.

Las mujeres fueron entrevistadas y videograbadas por parte de los supuestos policías.

“Me preguntaban mi nombre, el nombre de mis hijos, el nombre de mis papás, el de mi expareja; luego grabaron a mi hermana, le preguntaban si estaba casada o soltera”, apuntó la víctima en su denuncia.

Cita que los policías vestían uniforme azul, chalecos tácticos de la SSPE, se hablaban en clave por radiofrecuencia y supo que tenían unidades oficiales porque hubo muchos vecinos testigos.

Dijo que una ambulancia recogió en su domicilio a los agentes heridos de bala, según se percató en la trifulca.

Tras 12 horas de permanecer en la vivienda, los presuntos elementos de la SSPE sustrajeron una camioneta BMW X6 modelo 2016 propiedad de un amigo de la familia.

Dentro del vehículo que sacaron del patio montaron artículos de valor sustraídos del domicilio y prendas personales de las afectadas.

También a bordo de la unidad 889 de la Comisión Estatal de Seguridad subieron varios objetos en bolsas. Hay una foto que lo confirma, dijo la abogada de las víctimas.

Las víctimas calculan en unos 30 mil dólares el valor de los artículos que se llevaron, más documentos personales y tarjetas bancarias.

En su exposición menciona que tras el incidente tuvieron que abandonar la casa con temor a sufrir represalias.

La abogada Montenegro dijo que Control Interno de la FGE está avanzando en la investigación de este caso.

El titular de la SSPE, Emilio García Ruiz, no respondió ayer a llamadas telefónicas para hablar sobre este tema.

redaccion@redaccion.diario.com.mx