Juárez

Incrementan conductores ebrios tras apertura de bares

La sanción es un arresto inconmutable de 24 a 36 horas

El Diario de Juárez / El responsable se dio a la fuga

Mayra González
El Diario de Juárez

lunes, 22 marzo 2021 | 08:43

Ciudad Juárez— Como efecto de la reapertura de los bares y centros nocturnos en la ciudad, la Coordinación de Seguridad Vial registra un incremento en la cantidad de accidentes provocados por conductores en estado de ebriedad.

De acuerdo con las cifras que dio a conocer la corporación a través del departamento de Comunicación Social, en lo que va  de marzo se tiene un registro de 161 infractores de alto riesgo detenidos por la autoridad de tránsito vehicular, mientras que en el mes de febrero pasado fueron sancionados 152 conductores ebrios.

Todas estas personas son ingresadas al Centro de Recuperación Cívica Total (Cerecito).

La sanción para este tipo de conductores es un arresto inconmutable de 24 a 36 horas, tiempo en el cual el infractor debe hacer un curso de concientización. 

“Las personas que ingresan son canalizadas, después de ser notificadas de su sanción, a una celda, la cual está debidamente desinfectada y se aplican las medidas sanitarias correspondientes para garantizar una permanencia de manera segura”, según se menciona.

Para el caso de los reincidentes deben tomar incluso platicas de grupos especializados para tratar su problema más a fondo, y en el caso de los que cuenten con más de tres ingresos se inicia un proceso ante la oficina de Licencias de Gobierno del Estado para suspender su permiso para circular, se detalló, según se dio a conocer.

De acuerdo con el archivo periodístico, los negocios con giro de bares y centros nocturnos permanecieron cerrados desde el 20 de marzo de 2020 hasta el 18 de enero del 2021.

Se impacta contra barda

Entre los últimos accidentes viales ocurridos en la ciudad, se reportó ayer un vehículo que se impactó de lleno contra la barda de la empresa maquiladora Lear ubicada en las calles Candelilla y Copaiba.

El vehículo Malibu color negro terminó destrozado en la parte frontal y la barda con un boquete.

La coordinación de Seguridad Vial indicó que no hubo personas lesionadas y el responsable se dio a la fuga a pie.