Juárez

Increíble que no reconozcan apoyo de Casa del Migrante: Cabada

Personas que lideraron la manifestación no quisieron respetar el reglamento del albergue, asegura

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
jueves, 07 marzo 2019 | 14:21
Gabriel Cardona

Ciudad Juárez.- “Resulta a veces increíble que haya personas que no reconozcan el apoyo que les está dando la Casa del Migrante de Ciudad Juárez con alimentación y un lugar seguro en donde asearse y dormir”, dijo el alcalde Armando Cabada Alvídrez, tras la salida esta mañana de un grupo de migrantes del albergue católico. 

El presidente municipal explicó que hubo un conflicto con dos migrantes hondureños, quienes se negaron a respetar el reglamento que se les leyó en su ingreso, por lo que la administradora pidió el apoyo para que fueran retirados. Al retirarlos otro grupo de migrantes se manifestaron y decidieron salirse.

“Es un reglamento muy digno en donde se respetan los derechos humanos de todos (…) Llegan a un sitio en donde se les está recibiendo de manera muy digna, se les está atendiendo con techo, con un lugar donde poder asearse, comer, con una atención espiritual y pues resulta a veces increíble que haya personas que no reconozcan esto, o que no le den el crédito a lo que está haciendo la diócesis de Ciudad Juárez a través de la Casa del Migrante”, comentó.

Dijo que no es el primer incidente ya que hace meses un grupo de migrantes cubanos los tampoco querían respetar el reglamento del albergue ubicado en la colonia Satélite.

Cabada Alvídrez también aseguró que el Municipio está atento al respeto de los derechos humanos de los migrantes y también a lo que solicite la Casa del Migrante para que se haga respetar su reglamento.


“Me han dicho que están viendo a ver si los reciben en el otro albergue, porque es una condición que también debemos entender, ya de desesperación, tienen muchos días que salieron de su hogar y que están en un país que no es el de ellos y que no hay la atención por parte de los norteamericanos que ellos esperaban”, apuntó.

Al ingresar al albergue católico, que de octubre a la fecha ha apoyado a más de 6 mil migrantes de diversos países del mundo, se les ofrece a los migrantes ropa, zapatos, un kit de limpieza personal, atención médica, psicológica y orientación sobre su proceso migratorio. 

Durante su estancia se les presta el teléfono del albergue, se les dan tres comidas diarias, y se realizan actividades de recreación tanto para los niños como para los adultos.

Como parte del reglamento no pueden salir del albergue, tienen que dormir mujeres y niños separados de los hombres y no pueden utilizar sus celulares, para evitar que tengan relación con coyotes o polleros que puedan extorsionarlos.