Juárez
Revés al Poder Judicial

Hubo vicios en elección de 56 jueces

Valoración no fue objetiva, determina juzgado al anular proceso de selección

El Diario de Juárez

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario de Juárez

miércoles, 26 junio 2019 | 09:28

Ciudad Juárez— Un juzgado de Distrito determinó que el proceso de selección de jueces que llevó a cabo el año pasado el Poder Judicial del Estado violentó los términos de la convocatoria y no fue objetivo.

También generó incertidumbre con respecto a la idoneidad de los ganadores y con ello pone en riesgo a la sociedad porque no se respeta el principio de seguridad jurídica.

Además el mismo juzgado ordena al Pleno del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Chihuahua que declare nulo el concurso de oposición, a través del cual se eligieron 56 jueces de primera instancia.

En el amparo –número 1632/2018, que fue concedido el lunes pasado por la jueza del Décimo Distrito, Matilde del Carmen González Barbosa, a favor de un juez provisional que no fue electo en el concurso y cuyo nombre quedó bajo reserva–, se señala que el Consejo de la Judicatura hizo una valoración indebida de un examen práctico.

Concretamente se señala que cada aspirante fue revisado por un solo evaluador y no por un órgano colegiado, como establecía la convocatoria emitida por el Consejo.

El examen práctico se refiere a la simulación de audiencias efectuada el 7 de agosto del 2018, por todos los aspirantes al cargo de jueces.

Sin embargo, a través de un comunicado de prensa, el Consejo de la Judicatura señaló que este amparo no está firme y existe la posibilidad de recurrirlo.

Asimismo afirmó que no comparten el argumento central por el que se concede el amparo y da a conocer que los 56 jueces electos continuarán en sus cargos de manera normal, en el entendido de que la validez de sus decisiones no se ven afectadas por esa resolución federal. 

Revisión subjetiva

En los lineamientos emitidos se había establecido que la revisión de las audiencias simuladas las iba a realizar un grupo de expertos, quienes se suponía observarían los videos de esas diligencias y emitirían una calificación en base a una discusión sobre el desempeño de cada aspirante, pero en su lugar se hizo una revisión subjetiva. 

El grupo de evaluadores debería haberse integrado por magistrados y jueces de los poderes judiciales de diversos estados.

“Es claro que existe incertidumbre si quienes resultaron vencedores del concurso son los más idóneos para llevar a cabo su función con la excelencia profesional requerida”, establece el amparo concedido por la juez.

Agrega que los aspirantes fueron evaluados en contravención a los lineamientos que para tal efecto estableció el órgano colegiado, así como la Constitución Política de México, “lo que pone de relieve que con dicho actuar se pone en riesgo a la sociedad en general, al declararse vencedores a aspirantes que no fueron valorados de manera objetiva”.

La jueza que emitió el amparo también indicó que estas evaluaciones no se emitieron con base en criterios objetivos y conlleva el riesgo de ponderaciones radicalmente opuestas.

Lo anterior “al tener cada uno de los jurados un criterio o percepción distinta sobre los rubros a evaluar, lo que traería como resultado otorgar puntuaciones subjetivas, más aún, sin que conste registro de cómo se llevó a cabo el proceso de calificación, situación que evidentemente afecta el principio de objetividad reconocido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

La jueza federal resaltó que “si el punto toral que debe regir en una debida selección de los operadores jurídicos, es que éste se realice a través de la valoración objetiva de los conocimientos y méritos de cada uno de los aspirantes, a fin de elegir a aquellos profesionales mejor preparados en la ciencia del derecho y con habilidades que les doten de capacidad para enfrentar con éxito las tareas específicas que implica la impartición de justicia, por lo que de realizarse concursos de oposición en los que no se respeten dichas directrices se correría el riesgo de declarar vencedores a aquellos aspirantes que no tengan la aptitud o habilidad para llevar a cabo las funciones propias del cargo conferido”.

En Ciudad Juárez, en materia penal, el pasado 15 de enero asumieron en esos cargos tras ser seleccionados en el concurso de oposición 14 jueces con carácter de definitivos. Ocho de ellos fueron nombrados como titulares del Tribunal de Enjuiciamiento y seis como jueces del Tribunal de Control.

Se trata de Juan Alonso Martínez Grajales, Rigoberto Isaías Flores Gómez, María Fernanda Díaz Rojas, Fernando Corral Soto, Eric Israel Robles Chávez, Ramona Lizeth Bustillos Ramírez, Refugio Ernesto Jáuregui Venegas, Raquel Carlos Ávila, Dirceu Ismael Solís Mendoza, Monserrat Robles Ramírez, Luis Javier Ortiz Beltrán, Samuel Uriel Mendoza Rodríguez, Nancy Cristina Reyes Esquivel y Jesús Pérez Gallardo Alvarado.

Este último fue detenido hace unas semanas presuntamente en estado de ebriedad y portando un arma de uso exclusivo del Ejército.

bcarmona@redaccion.diario.com.mx