Hacen su ‘hogar’ cerca de cruces internacionales

Según la Cruz Roja, cerca de 3 mil mexicanos permanecen en las inmediaciones de los puentes

Mayra Selene González /
El Diario
domingo, 13 octubre 2019 | 06:00
Gabriel Cardona |

Les habían dicho que en Juárez hacía mucho frío, pero sentirlo en carne propia y ver a sus hijos “hacerse bolita” entre ellos es diferente, platica Alma Ochoa Lara, una de las personas que acampan en las inmediaciones del puente Córdova-Américas en busca de solicitar asilo político en Estados Unidos.

Originaria de un rancho en el estado de Zacatecas, Alma llegó a esta frontera hace 20 días; junto con ella otras 12 personas, incluidos siete niños.

“Van tres días que está más frío, de hecho los niños ya andan mocosos y uno engripado y con dolor de garganta; ya cala”, mencionó.

Alma y su familia no venían preparados para soportar las bajas temperaturas,  pero aquí en Juárez les regalaron unas cobijas y una persona que pasaba con rumbo a El Paso les dio una pequeña tienda de campaña, a la cual le añadieron  una lona para poder caber todos.

“Allá sí hace frío pero no como aquí, aquí está muy intenso, sí se llega uno a desesperar, tiene uno sus ratos que ya se desespera y quisiera rendirse uno pero pues viene uno como dicen: no queriendo volver por tanta cosa que hay”, expresó mientras acariciaba la cabeza de uno de sus niños.

Dijo que la violencia en Zacatecas los orillaba incluso a hacer turnos de vigilancia entre las madres de familia en el preescolar para resguardar la seguridad de los menores.

A la inseguridad se le suma la pobreza debido a la falta de empleos, aseguró.

“Nosotros somos de un ranchito y es muy difícil, no tenemos tierras, no tenemos animales, el trabajo es por temporadas y secuestran a personas cerca de nuestras comunidades; ve uno cosas que no esperaba vivir y la mera verdad por eso hemos aguantado”, platicó.

Cerca de la carpa de Alma se encuentra la de Fabiola, quien acampa junto con su familia, en la cual también hay tres menores de 15, 12 y 9 años de edad.

“Con mucho frío, nos faltan cobijas, cuando llegamos estaba el calor todavía, está curioso el clima”, mencionó.

De acuerdo con datos de Adrián Meléndez, coordinador de proyectos especiales de Cruz Roja Mexicana en esta ciudad, son aproximadamente tres mil migrantes mexicanos los que pernoctan en los puentes internacionales, de los cuales entre 180 y 220 están en el Santa Fe, 400 y 500 en el ‘Libre’ y el resto en Zaragoza.


Les llevan comida

“¡Yo quiero un burrito!”, gritaba un menor de aproximadamente ocho años de edad mientras un grupo de personas provenientes de una iglesia cristiana de El Paso repartía alimentos a los migrantes mexicanos que se encuentran acampando en el parque El Chamizal en las cercanías del puente ‘Libre”.

“Estamos tratando de ayudarles con un poco de alimentación, traemos sándwiches, burritos, fruta para tratar de apoyarlos en lo poco que podemos”, mencionó Álvaro Cerbellón, integrante de la iglesia Adventista del Séptimo Día.

Los connacionales realizaron una fila para recibir los alimentos mientras unas 20 personas los repartían.

Algunos de los integrantes del grupo religioso también recorrían el campamento para entregar a los niños paquetes de galletas.

“Realmente necesitan mucho apoyo, mucha ayuda, ya que conocemos el amor de Dios queremos brindarles un poco de lo que Dios nos da a nosotros”, comentó.

“Es una ayuda porque estamos sin trabajar y gastando”, mencionó Rocío, quien junto con su niño regresaba al campamento después de recibir comida.

Los evangélicos también mencionaron tener preocupación por las condiciones climáticas a las que se enfrentan las personas que se encuentran en ese lugar.


[email protected]