Hacen de todo por sus hijos

Recurren padres a tandas, ahorros, uso de becas y hasta apoyo de los abuelos para pagar inscripciones

Verónica Domínguez/
El Diario
martes, 13 agosto 2019 | 06:00
|

Para que los estudiantes del nivel medio superior eviten desertar en este regreso a clases, padres de familia deben buscar opciones para solventar los gastos de los uniformes escolares.

A unos días de que los alumnos inicien el nuevo ciclo escolar, algunos papás debieron ahorrar, hacer tandas, pedir préstamos, utilizar becas, y algunos hasta buscaron el apoyo económico de los abuelos para que sus hijos continúen estudiando.

Laura Trinidad es abuela de dos estudiantes, una de ellas acude a la secundaria y la otra a la preparatoria, y ayer fue a una tienda en donde venden uniformes escolares para comprarle  unos a su nieta, quien cursa el tercer semestre de bachillerato.

“Mi hija no está trabajando, ahorita ya está buscando uno, pero me dio 2 mil pesos para que se los comprara, pero tan sólo en una blusa y un pantalón, me gasté ya 600 pesos, y todavía me falta comprar las calcetas y zapatos, pero si tengo que gastar la pensión, me la gasto para que sigan las niñas en la escuela”, dijo Laura.

Añadió que guardó una blusa del ciclo anterior para que su nieta comprara dos piezas, pero deberá adquirir otro pantalón para asegurar que no batalle con el uniforme por lo menos en un año.

“Les cuido mucho los pantalones y la ropa porque todo está muy caro. Busco que los zapatos sean buenos para ya no volverles a comprar, mejor que les dure hasta que termine el semestre, y a la de secundaria todavía no se lo compro, pero no hay diferencia, gasta uno casi lo mismo”, dijo Laura.


Aumenta clientela en tiendas por regreso a clases

De acuerdo con Erika Salazar, empleada de una tienda dedicada a vender uniformes escolares desde hace dos semas aumentó el número de clientes que buscan los atuendos para el regreso a clases.

“Por las mañanas es cuando más está lleno, desde las 10:00 am ya hay padres afuera de la tienda, pero también he notado que varios abuelos vienen con los nietos para comprarles los uniformes, ellos les ayudan y también me toca cobrar con las tarjetas que les dan para las becas”, detalló Salazar.

Para Agustín Chávez, quien tiene cuatro hijos que acuden a la escuela de nivel básico y medio superior, con el regreso a clases los ahorros, las tandas y la beca de uno de sus hijos son destinadas para solventar los costos de los uniformes.

“Sacamos dinero como sea, no vamos ni de vacaciones, ahorramos y gastamos las tandas, y eso que los dos trabajamos, queremos hacer el sacrificio de que estudien, es lo único que les podemos dejar”, dijo Chávez.

Chávez confirmó que tan solo para el inicio de las actividades escolares son alrededor de 10 mil pesos los que debe desembolsar en inscripciones, uniformes y útiles escolares, sin contar los gastos que van surgiendo durante el ciclo.

Del total de esa cantidad alrededor de 6 mil pesos son aportados para los dos estudiantes de preparatoria y para comprar los tenis su hijo usa la beca; además de que su madre les da a cada uno 100 pesos diarios para transporte y alimentación. (Verónica Domínguez) 


[email protected]