Juárez

Hace de la terapia un juego de niños

Cinthya Rodríguez guía a menores en diversos procesos psicoemocionales

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

jueves, 24 junio 2021 | 12:25

José Luis González / Cortesía | La especialista, de 25 años José Luis González / Cortesía | La licenciada en Psicología por la UACJ

Mientras el juego tiene como principal objetivo el entretenimiento de quien participa en él, para Cinthya Rodríguez sentarse en el suelo, ensuciarse las manos, armar legos y pintar paredes cumple otra función: es el medio por el cual entabla un vínculo de confianza con niñas, niños y adolescentes (NNA) y los ayuda a sobrellevar diversos procesos. 

“Lo bonito de trabajar con los niños es que son sinceros y en los espacios en que trabajo ellos encuentran la oportunidad para ser todavía más sinceros”, cuenta la joven de 25 años, quien se especializa en terapia infantil y actualmente imparte talleres de lectura en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), realiza actividades de contención en el Centro Integrador para el Migrante (CIM) y atiende de forma particular en su consultorio Towi. 

El trabajo de Cinthya en la UACJ, por medio del proyecto “Boreal: taller de literatura infantil”, no es el de una cuentacuentos, sino que a través de la lectura muestra a NNA las distintas realidades que habitan en la ciudad: la migración, que ante el incremento de los últimos años ha provocado la creación de diversos albergues en el municipio, y culturas como la de la comunidad rarámuri que reside a las faldas de la Sierra juarense. 

Hace un año y medio se unió al proyecto de Boreal junto con Amalia Rodríguez, integrante del proyecto Cartografía Literaria de Ciudad Juárez, donde emplean la lectura para entablar un diálogo con NNA y, además, llevan a cabo distintas acciones lúdicas, como dibujo, para incentivar a NNA a reflexionar sobre su contexto y las diversas situaciones que convergen en esta ciudad fronteriza.

“Es muy bonito trabajar con niños, no importa el contexto en que estén”, dice Cinthya, quien egresó de la licenciatura en Psicología de la UACJ y actualmente estudia una maestría en Psicoterapia Clínica con Enfoque Sistémico en el Instituto de Estudios Superiores y Formación Humana, luego de haber trabajado en diversos centros de atención infantil con terapias de estimulación temprana. 

El tiempo trabajando con NNA ha permitido a Cinthya reconocer que no existe un método unívoco para lograr ganar su confianza; sin embargo, sostiene que el principal error al acercarse a un menor es hacerlo desde una posición de adulto, por lo que ella busca ponerse a su nivel por medio del juego, un método que le permite identificar si el problema que presente en el NNA es en realidad el síntoma de algo más grave. 

“El error de la mayoría es querer acercarse a un niño preguntándole como si fuera otro adulto, pero los niños no funcionan así, hay que ponerse a su nivel, sentarse en el piso, pintar, armar legos, sentarse en la mesa y mancharse las manos, para que mediante la interacción del juego se extraiga información buscada”, explica Cinthya, sentada entre paredes cubiertas con los dibujos realizados por NNA que han pasado por su consultorio Towi.

El juego es también una técnica empleada por la asociación civil “La Jugarreta, espacios de participación infantil”, a la que pertenece Cinthya y que desde hace unos meses tiene como objetivo la contención de NNA solicitantes de asilo que fueron retornados a México con sus familias bajo el programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés) y que esperan en el CIM Leona Vicario para continuar con su solicitud de asilo en los Estados Unidos. 

Desde el pasado 19 de febrero del 2021 y hasta el martes 22 de junio, de acuerdo con cifras de la Organización Internacional de Naciones Unidas (OIM), 5 mil 236 personas bajo el programa MPP fueron trasladadas hacia Estados Unidos por el puente internacional Paso del Norte para continuar con su proceso migratorio.

Entre las personas solicitantes de asilo había NNA que el día de su traslado debían esperar horas para que se realizan los trámites necesarios, por lo que la asociación de La Jugarreta intervino para amenizar el tiempo de espera y, sobre todo, para brindar a NNA una manera de contener sus emociones por medio del juego.

Aunque los juegos con NNA solicitantes de asilo son libres, siempre tienen un objetivo: regular sus emociones para que el nuevo viaje hacia los Estados Unidos sea una experiencia positiva, luego de haber esperado meses e incluso años al interior de México, un lugar en que –a causa de las políticas migratorias– debieron quedarse a pesar de no haber sido su destino al abandonar su hogar.

En Towi, como se llama el consultorio de Cinthya y que significa “niño” en rarámuri, la joven atiende a NNA con terapias de aprendizaje, lectoescritura, conducta y emociones, evaluaciones psicométricas y sesiones de estimulación temprana, y aunque trabaja con diversas edades y distintos contextos el juego siempre le ha permitido crear el vínculo necesario para alcanzar su objetivo: ayudar a NNA.

agomez@redaccion.diario.com.mx

close
search