Habrá exámenes de confianza ‘patito’ para la Guardia Nacional

No hay infraestructura para someter a pruebas a 50 mil policías, critica organización civil

Miguel Vargas/
El Diario
martes, 14 mayo 2019 | 06:00

El Gobierno federal carece de capacidad para realizar miles de pruebas de confianza a las fuerzas de la Guardia Nacional, opinó María Elena Morera, presidenta de la organización civil Causa en Común.

Dijo que quien trazó ese esquema “no sabe de lo que se está hablando” y que se habrán de realizar “exámenes patito” para poder reclutar al número de elementos que se ha propuesto el Gobierno federal.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer hace cinco días en su página oficial que a las fuerzas armadas le corresponderá el reclutamiento de los primeros 50 mil hombres y mujeres para ese proyecto, que se tendrán seleccionados para el 2021.

Menciona que el Ejército será el que aplique a los aspirantes las pruebas toxicológicas y evaluaciones psicológicas, de cuyos resultados se desprenderá una segunda fase a cargo de los centros de evaluación.

Estos últimos realizarán las investigaciones socioeconómicas a los interesados y aplicarán los exámenes de polígrafo.


‘Quieren descafeinar los controles de confianza’

En entrevista telefónica desde la Ciudad de México, la dirigente de Causa en Común dijo que el esquema de estas pruebas, establecidas dentro del Desarrollo Policial vigente desde el 2008, no está bien definido en el actual Gobierno y existen muchas versiones respecto a si se aplicarán o no, o cómo, a los aspirantes a formar parte de la Guardia Nacional.

Los exámenes definen si una persona es apta o no para ocupar un lugar en las corporaciones de seguridad pública del país, pero de acuerdo con Morera, se tendría que evaluar a más de 70 mil aspirantes, si se toman en cuenta a quienes hoy forman parte de las fuerzas armadas más los nuevos reclutas.

“No se va a poder hacer (la selección mediante exámenes de confianza) al menos que lo hagan patito”, indicó la presidenta de Causa en Común, una de las organizaciones civiles que ha dado seguimiento al desarrollo policial en México.

Consideró que en la aprobación próxima del Poder Legislativo en cuanto a reglamentos y leyes en torno a la Guardia Nacional, “ahí es donde quieren descafeinar los controles de confianza”, expuso.

Dijo que actualmente en la Policía Federal –que tiene más actualizados los controles de confianza– de cada 10 aspirantes a ingresar, hasta el año pasado, entraban dos, lo que indica que para reclutar a 50 mil personas para la Guardia Nacional se requieren cientos de miles de exámenes y “no se tiene la capacidad de hacerlo”, estimó Morera.

Según dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador en la primera conferencia de prensa del 2019, este año deberá integrarse, de nuevo ingreso, a la Guardia Nacional, 21 mil 170 jóvenes.

El secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, declaró ayer que 61 mil elementos efectivos – de las fuerzas castrenses y PF– ya están distribuidos en regiones del país. Al final del sexenio la Guardia Nacional se conformará de 150 mil elementos, según el proyecto.

Pero desestimar el control de confianza implica el riesgo de que el mismo crimen organizado inscriba a sus allegados en este proyecto, dijo la presidenta de Causa en Común.

A su vez Orlando Camacho Naceta, presidente de México SOS, A.C, otro de los principales observadores de la política de seguridad en el país, señaló que conoce que en este tema se está tratando de acelerar los controles de confianza debido al número de elementos que se espera reclutar, “pero no sabemos cómo lo vayan a cumplir”.

Explicó que en la actualidad la prueba del polígrafo ya no es viable y desde México SOS se insiste en otro esquema, por lo que se tienen que ver otras prácticas de nivel mundial a ese respecto. (Miguel Vargas / El Diario)



[email protected]