Juárez
En las últimas semanas

Ha expulsado EU por Juárez a más de 2 mil

Centroamericanos cruzaron la frontera por Tamaulipas

Fernando Méndez / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 07 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Más de 2 mil migrantes centroamericanos que cruzaron la frontera por Tamaulipas han sido expulsados de Estados Unidos a Ciudad Juárez en las últimas semanas, según estimaciones de autoridades locales.

Se trata de centroamericanos, principalmente madres o padres solos con hijos menores de seis años, quienes llegan a México creyendo que eran trasladados a un albergue dentro de Estados Unidos, por lo que activistas paseños les darán apoyo emocional en esta frontera y ya le han solicitado a las autoridades de su país que les informen que serán expulsados, informó Marisa Limón, subdirectora de Hope Border Institute.

“Ahorita estamos en la quinta semana de recibir personas que son detenidas en el Valle de Texas, las llevan (en aviones) a El Paso y las expulsan a Ciudad Juárez, entonces hemos estado presentes con ellos varias semanas ofreciendo apoyo humanitario. Ha sido muy difícil estar con ellos, se sienten muy frustrados, engañados por el Gobierno estadounidense”, narró la activista. 

Hope Border Institute es una organización de El Paso, y sus integrantes han brindado apoyo en comida y bebidas  a los migrantes, quienes aseguran que en Estados Unidos les dan de cenar entre las 8:00 y 11:00 de la noche, luego en la madrugada son levantados para ser trasladados en avión a El Paso y expulsados a Ciudad Juárez durante la tarde, por lo que llegan sin haber comido nada por más de 12 horas.

Limón dijo que les han preguntado a las autoridades de su país porqué no les dicen que vienen a México, debido a la afectación emocional que sufren al saber que ya están en este país.

“Nos dijeron que iban a empezar a decir eso a las personas, pero ahorita no creo que han cumplido con eso. Y es algo importante, porque ahorita del lado de Estados Unidos ya todo está bien, fuera de su trabajo, porque expulsaron a las familias hacia Juárez, pero sabemos como grupo binacional que eso no es justo, y estamos aquí presente con ellos en un momento muy duro psicológicamente”, señaló.

Aunque el lunes pasado abrió sus puertas el gimnasio municipal “Kiki Romero”, como nuevo albergue filtro temporal para los migrantes que son expulsados de Estados Unidos bajo el llamado Título 42, con una capacidad para 400 personas, la activista destacó que la solución ante la llegada diaria de migrantes a Juárez es que fueran albergados en Estados Unidos, donde se tiene la capacidad para recibirlos.

“La solución perfecta sería si el Gobierno estadounidense abriera los puentes para recibir personas pidiendo asilo, eso sería lo máximo, lo más genial. Creo que si tenemos cupo para recibir a personas en la ciudad de El Paso, entonces el Gobierno ya debe terminar con el Título 42, porque hace mucho daño a las personas”, apuntó.