Juárez

Guarda Fiscalía silencio sobre muerte de octogenaria

Familiares de una mujer de la tercera edad denunciaron públicamente no estar convencidos de la versión oficial

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

domingo, 27 diciembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La Fiscalía de Género entró en hermetismo luego de que familiares de una mujer de la tercera edad que murió en circunstancias misteriosas el pasado 20 de diciembre denunciaron públicamente no estar convencidos de la versión oficial, que afirma que falleció por inhalación de monóxido de carbono.

Wendy Chávez, titular de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM) en el Estado, no respondió a mensajes ni llamados telefónicos donde se le solicitó aclarar dudas respecto a este incidente.

Oficialmente la FEM no dio a conocer otra versión que no estuviera relacionada con una muerte accidental.

Diana Aguirre, hija de Ángela Chávez Armendáriz, de 80 años, pidió ante El Diario que las autoridades investigadoras no cierren la carpeta de investigación de la muerte de su madre, ya que fue la primera en observar el cadáver y la escena es semejante a la de un homicidio, comentó.

Diana dijo que oficialmente no le dieron más que el resultado de la necropsia el pasado martes por la mañana, pero desde entonces no le han aclarado los otros detalles que hacen suponer una escena violenta dentro de la casa de su madre.

Wendy Chávez no respondió a los cuestionamientos que se han generado tras ese incidente, donde la octogenaria fue localizada ensangrentada, semidesnuda, con golpes en la cabeza y cortadas en un antebrazo, tobillos y piernas, de acuerdo con la versión corroborada por la familia.

La muerte de doña Angelita, como le conocían sus vecinos de la calle Laguna de Términos de la colonia Infonavit San Lorenzo, se registró el 20 de diciembre, misma fecha en que por la tarde se encontró el cadáver dentro de la casa marcada con el número 7253.

El hecho consternó a los colindantes, quienes la conocían como una mujer dedicada a la iglesia y que, por su edad, tenía dificultades para caminar y usaba andador.

Al día siguiente, la Fiscalía Especializada de la mujer emitió un breve comunicado de prensa donde informó que el deceso ocurrió por inhalación de monóxido de carbono.

“Autoridades que acudieron al lugar se percataron que la llave de la estufa estaba abierta, y que había un calentón ‘volteado’ cerca del cuerpo de la femenina”, se explicó.

La versión que dio la hija de la fallecida fue en el sentido de que la puerta del patio estaba abierta y un policía que entró dijo que la estufa tenía una perilla abierta.

“No sabemos si estaba prendida o apagada, sólo eso nos dijo el policía que acudió y entró hasta la cocina”, dijo Diana.

Comentó que no se explican esa causa de muerte oficial, ya que ni siquiera percibieron el olor a gas.

El Diario entrevistó al día siguiente de los hechos a uno de los primeros respondientes, quien en un reporte que rindió a su corporación, precisa que la mujer tenía dos golpes en la cabeza, además de las heridas (cortadas) en antebrazo izquierdo y piernas.

Este testimonio dijo que había un bastón con sangre al salir al porche de la vivienda, que el cuerpo estaba desnudo y la puerta trasera abierta.

La familia de Angelita dijo a El Diario no querer vivir con la incertidumbre de lo que provocó su muerte. Corroboró que el bastón estaba afuera de su casa cuando llegaron, lo cual es inusual completamente, dijo Diana.

Ayer los restos de la mujer fueron despedidos con una misa privada en la iglesia San Judas Tadeo. Posteriormente fue inhumada en un panteón local, se informó.

Wendy Chávez, titular de la FEM, no tuvo comentarios respecto a la postura de los deudos.