Fue ‘Teto’, señalan Serrano y Mocken

Aseguran exalcaldes que sólo cumplieron con contrato hecho en administración de Murguía

El Diario de Juárez
martes, 21 mayo 2019 | 09:37
El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Los exalcaldes de Juárez Enrique Serrano Escobar y Javier González Mocken se deslindaron de las acusaciones que pesan sobre el Plan de Movilidad Urbana (PMU) y coincidieron en señalar que el proyecto inició en la administración de Héctor Murguía Lardizábal.

Cuestionados por separado, dijeron que ellos sólo cumplieron con un compromiso contraído antes de sus respectivos gobiernos municipales.

A su vez el titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Héctor Acosta Félix, confirmó que se detectaron sobrecostos en pavimentación y obras canceladas que, sin embargo, se pagaron. 

La audiencia de ayer en el Tribunal de Control fue diferida para el primero de julio debido a que uno de los involucrados no había sido notificado.

Los exalcaldes aseguran que la solicitud que realizó la Auditoría Superior del Estado (ASE) en el asunto del Plan de Movilidad Urbana (PMU), carece de sustento jurídico.

La petición es para que se revise la actuación del Ministerio Público (MP) por no haber ejercido acción penal en contra de tres exalcaldes, incluidos ellos y ex funcionarios públicos, y el actual presidente municipal.

Ambos coinciden en que al igual que a la presente administración municipal, sólo les tocó dar cumplimiento a un contrato hecho con anterioridad en la administración encabezada por Héctor Murguía Lardizabal.


No tengo preocupación: Serrano

A Serrano Escobar, quien fue presidente municipal del 10 de octubre de 2013 al 3 de diciembre de 2015, se le acusa de haber modificado el PMU al reducirlo y dejar fuera algunas calles que se planeaba pavimentar, ante lo cual,  asegura, se vio obligado tras el incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en 2014.

 “No tengo preocupación en ese sentido de que se haya cometido una falta grave porque no lo hicimos, al menos en mi administración, de los demás no respondo, pero en el caso mío, el contrato se licitó y se adjudicó en la administración anterior a la mía, en la mía lo que nos tocó fue darle cumplimiento al contrato porque estamos obligados legalmente a hacerlo, nos guste o no nos guste”.

Menciona que a su Gobierno, además de continuar con la obra le tocó hacer un ajuste en el volumen de obra debido a que subió el IVA.

“Como no podíamos gastar más allá de los autorizado, pues una solución fue reducir el volumen de obra y ahí de cancelaron algunas obras en pequeñas calles y eso es lo que está señalando la Auditoría, lo está señalando como una falta pero no había otra, si no hay dinero con qué pagar pues no se paga simple y sencillamente y no se hace”.

Dijo que está dispuesto a atender cualquier requerimiento de la autoridad competente ya sea de información, comparecencia o lo que se le indique.


Teníamos que cumplir: González Mocken

Javier González Mocken quien asumió la Presidencia Municipal en diciembre de 2015, luego de que Enrique Serrano dejó la administración para competir por la gubernatura del estado, asegura que su situación es la misma que la del actual alcalde Armando Cabada.

“En el caso de los dos últimos (presidentes municipales) que en este caso somos su servidor y él (Cabada), la ASE reprocha que se siguió pagando el programa del PMU, pero no puedes dejar de pagar un compromiso concluido por la administración anterior, por el Congreso y por todo mundo, entonces sí le causas un verdadero daño a la administración en caso del incumplimiento de la obligación; es el mismo caso que pasa con Cabada, Cabada tiene dos años y seis meses pagando y no puede dejar de pagar, porque entonces sí le causa un daño a la administración”, manifestó el expresidente municipal

Consideró que la ASE no cuenta con los elementos de prueba que determinen posibles responsabilidades a los exediles y al alcalde actual.

“En mi caso simple y sencillamente esta obra no se llevó a cabo durante mi gestión de 10 meses, esa obra empezó desde 2012 a ser planeada, en 2013 se inició y se terminó a principios del año 2015, yo entré en diciembre de 2015.

González Mocken insistió que el dejar de pagar un compromiso es incumplir con una obligación constitucional apegada al código municipal, por lo cual no tiene mayor relevancia jurídica.

La audiencia realizada ayer lunes en un Tribunal de Control sobre  el caso del Plan de Movilidad Urbana que involucra deuda del orden de 5 mil 249 millones de pesos, fue diferida para el 1 de julio debido a que dos de los exfuncionarios públicos no comparecieron, en el caso de uno de ellos se indicó que no fue notificado. (Mayra Selene González/El Diario de Juárez)