Juárez
Siguen cruzando entre 800 y 900 por día

Fracasa plan contra flujo migratorio

Despliegue de la Guardia Nacional no ha logrado contener el paso de indocumentados a Estados Unidos

Carlos Sánchez/El Diario de Juárez
Carlos Sánchez/El Diario de Juárez

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

domingo, 30 junio 2019 | 09:38

Ciudad Juárez— A pesar del despliegue de elementos de la Guardia Nacional en esta frontera, el flujo de migrantes indocumentados hacia Estados Unidos por la región Juárez-El Paso no ha tenido una disminución considerable, de acuerdo con la Patrulla Fronteriza.

Mario Escalante, del departamento de comunicación de esa dependencia estadounidense, indicó que el promedio de personas que cruzan a ese país de manera ilegal y que se entregan a la Patrulla Fronteriza es de entre 800 y 900 diariamente.

La misma corporación había dado a conocer en mayo pasado que el promedio de detenciones en la zona urbana Juárez–El Paso era de mil personas por día.

Adolfo Castro Jiménez, exvisitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Juárez, consideró que esta problemática se debe a que el Gobierno federal no tuvo una estrategia adecuada desde el inicio, sino hasta ahora que la situación se salió de control.

“A nosotros nos agarraron desprevenidos, el Gobierno federal abrió la puerta sur y esto generó problemas. La migración es sana para todos los países del mundo, pero con orden, regulada y creo que la Federación hizo caso omiso al respecto y ahora está componiendo las cosas”, mencionó.

Reiteró que el único personal facultado para detener a los migrantes es el Instituto Nacional de Migración (INAMI), ya que la Guardia Nacional y las corporaciones policiacas de los tres niveles de gobierno son apoyo y sólo pueden realizar detenciones en caso de que cometan algún delito o infrinjan el Bando de Policía y Buen Gobierno.

“Pero esto es algo que ocurre porque ya están aquí, el problema lo tenemos, el Gobierno creo que ya no sabe qué hacer”, dijo Castro.

Refirió que la Guardia Nacional aún no tiene reglamento interno, por lo que no puede actuar hasta que éste se apruebe, dentro de unos 30 días.

Castro, quien hasta hace poco más de una semana ocupaba el cargo de primer visitador de la CEDH, detalló que ese organismo estuvo activo en el apoyo a migrantes desde que inició la oleada en octubre pasado. 

Primero, dijo, dieron el apoyo cuando se negaban a desalojar los puentes internacionales, transporte para los albergues y con información sobre sus derechos, además de apoyar con traducción en el caso de que alguien no hablara español.

“Aquí teníamos 13 mil migrantes y no sabíamos quiénes eran, no sabían cuántos eran, no sabían si estaban enfermos, no sabían nada, absolutamente nada. De los que sabían era de los que se iban a registrar voluntariamente con el Gobierno del Estado, esos son los únicos de los que el gobierno tenía noción, pero había mucha gente fuera”, mencionó.

Agregó: “Se nos vino el problema y no supimos qué hacer, era una cuestión fuera de contexto, lo malo y lo peor que se hizo fue que el Gobierno federal no registró las entradas de esas personas, de ninguno, de los primeros 7 mil 8 mil no, ya ahorita lo están haciendo”.

Blanca Rivera, administradora la Casa del Migrante, indicó que desde que inició la llegada de miles de migrantes a esta ciudad el Gobierno federal sólo ha apoyado a ese albergue en una ocasión con unas cuantas cajas de huevo, café, azúcar y latas.

El resto de los víveres y de los apoyos que han necesitado han sido a través de donaciones de los ciudadanos con las gestiones que diariamente realizan tanto en Ciudad Juárez como en El Paso.

“No la pasamos en la calle, pero buscamos el apoyo para la casa”, mencionó.

Sin embargo consideró que otros albergues en esta ciudad que también atienden a migrantes se encuentran en situaciones aún más difíciles.

Dijo que al inicio de la llegada de migrantes, este albergue católico llegó a tener hasta mil personas, ahora tienen a un máximo de 600, pero considera que esto se debe a que las personas de origen cubano trabajan y rentan hoteles en la zona Centro.

“No creo que sea por la Guardia Nacional, porque siguen llegando”.

Si bien Escalante menciona que la cifra promedio actual de detenciones comprende toda el área del sector de El Paso, es decir, desde la línea estatal Nuevo México–Arizona hasta Forth Hancock, la gran mayoría de los cruces se realizan por la zona urbana.

Indicó que a principios del mes de julio se realizará una nueva valoración para determinar si los cruces pudieron haber disminuido, no sólo por la presencia de la Guardia Nacional, sino por las crecientes de las aguas del Río Bravo y de los cambios en los programas de los cuales los migrantes pudieran tener conocimiento.

Enrique Valenzuela, titular del Consejo Estatal de Población (Coespo), indicó que la cifra actual de migrantes retornados registrados ante esa dependencia para esperar aquí su cita para a entrevista de asilo político en Estados Unidos es actualmente de 7 mil 108 personas.

mgonzalez@redacion.diario.com.mx