Juárez
En la Casa del Migrante

Festejan entre tristeza y alegría

Cerca de 200 migrantes extranjeros celebraron la Independencia Centroamericana y la independencia de México

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 17 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Entre lágrimas, nostalgia y alegría, cerca de 200 migrantes extranjeros celebraron la Independencia Centroamericana y la independencia de México, dentro de la casa del Migrante de Ciudad Juárez, donde desde hace meses aguardan por el “sueño americano”.

Con las banderas de sus países, los migrantes de Guatemala, Honduras, El Salvador y Brasil entonaron el 15 de septiembre sus himnos nacionales, ante lo cual algunos de ellos se llenaron de nostalgia y mientras cantaban comenzaron a recordar entre lágrimas a su patria. 

Ayer, los viajeros usaron vestimentas tricolores y con música y antojitos mexicanos, presenciaron el himno nacional mexicano que fue cantado por los trabajadores del albergue católico. 

“La mayoría son centroamericanos y como centroamericanos vivieron su independencia el 15 de septiembre, y luego celebraron con nosotros la mexicana. Y fue su voluntad revestirse y tener un convivio con diferentes comidas mexicanas, que ellos con mucho gusto quieren vivir porque es algo diferente para ellos”, informó Blanca Rivera, administradora de la Casa del Migrante. 

Hasta ayer 192 migrantes de distintas nacionalidades permanecían en el albergue, donde las cocineras hicieron enchiladas y otros platillos típicos del país que los ha acogido durante meses.

Se trata de extranjeros solicitantes de asilo político en Estados Unidos, cuyo país los retornó a la frontera mexicana mientras llevan a cabo su proceso ante las Cortes de Inmigración de El Paso, bajo el programa “Permanecer en México” o “Quédate en México”, de los llamados Protocolos de Protección Migratoria (MPP, por sus siglas en inglés). 

En medio del estrés de permanecer lejos de su país, su familia, cultura y tradiciones; algunos huyendo de la violencia o en busca de una vida mejor, todos aguardan en el albergue fronterizo el llamado “sueño americano” en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus (Covid-19). 

“Por eso se decidió preparar todo esto para ellos, para restar un poquito la emoción, la tristeza, el confinamiento por la pandemia; para hacerles un rato diferente en su estancia aquí”, destacó Rivera, quien junto al resto de los trabajadores del albergue cantó el himno nacional con banderas y una imagen de la virgen de Guadalupe.

Los menores migrantes también celebraron su nacionalidad de origen y la independencia mexicana, con ropa tradicional del país que los ha acogido y la bandera de su país en un cachete y la tricolor en el otro.

Además de las aguas de sabores, los migrantes disfrutaron también en el patio del albergue de música en vivo y un Candy bar con dulces mexicanos como chicharrones, fruta picada, palomitas y tamarindos.