Juárez

Festejan alta a paciente

Después de 14 días de permanecer hospitalizado, Arturo Cardozo Arenas, de 44 años de edad, logró vencer el virus SARS-COV-2

Fotos Carlos Sánchez / eld iario

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 08 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Después de 14 días de permanecer hospitalizado, Arturo Cardozo Arenas, de 44 años de edad, logró vencer el virus SARS-COV-2 en la Unidad Operativa de Hospitalización Covid-19, del Noveno Regimiento de Caballería Motorizada, cuyo personal lo despidió ayer entre aplausos.  

Con un cubrebocas y después de ser sanitizado, el fronterizo tocó la campana en señal de que es sobreviviente del virus, y agradeció al personal que lo atendió de manera gratuita. 

“Yo me cuidaba, sanitizaba mi camión”, dijo el chofer de transporte de personal, quien se enteró del hospital militar por medio del periódico y las noticias y quien también confesó que el momento más difícil fue el temor que sintió al saberse positivo y pensar que podría morir. 

Cardozo Arenas fue el quinto paciente dado de alta del hospital militar, informó el mayor médico cirujano David Hernández Pérez, quien invitó a los fronterizos con síntomas de Covid-19 a acudir a sus instalaciones para ser valorados. 

El hospital militar abrió sus puertas durante la pandemia y ha atendido aproximadamente 30 personas, algunas de las cuales han sido remitidas a sus viviendas para que pasen la cuarentena, debido a los leves síntomas, mientras que otras han sido canalizadas a hospitales debido a la gravedad de sus casos.

Actualmente permanecen hospitalizados cinco pacientes, cuatro civiles y un derechohabiente, familiar de un militar. Todos con una enfermedad moderada. 

“Yo me sentí mal, ya me reporté que ya no podía ir a trabajar (…)Yo llegué en un estado poco complicado. Empecé un día domingo con tos, fui y me traté, me inyectaron y me estabilicé dos días; el día martes estuve ya bien, el miércoles en la tarde empecé con complicaciones de respiración y ya el jueves en la mañana fue cuando decidieron traerme para acá”, relató Arturo. 

Recordó que cuando llegó al hospital militar, tenía temperatura, la presión alta y se sentía fatigado al caminar. Sin embargo, fue ahí donde le hicieron la prueba del Covid-19 y le confirmaron que tenía el virus. 

“La verdad hay que tener mucho cuidado con todo lo que está a nuestro alrededor, cuidarnos, usar el protocolo de sanitización en la casa y en todos lados, porque sí la verdad está muy complicado todo esto”, recomendó a la comunidad.

Confesó además que sintió temor de perder la vida, “llega uno a pensar eso de repente, más cuando ingresa uno, que no sabe cómo va a reaccionar al tratamiento”. 

Después de dos semanas, Arturo logró vencer el virus, sin mayores complicaciones, por lo que la mañana de ayer regresó a su casa.

“No hubo ninguna complicación, la atención fue la verdad muy buena de los doctores siempre y del personal de limpieza”, aseguró. 

De acuerdo con el mayor médico cirujano David Hernández Pérez, la Unidad Operativa de Hospitalización Covid-19 cuenta con 30 camas de hospitalización, un carro rojo para reanimación y un electrocardiógrafo, por lo que invitó a la comunidad con síntomas a que acuda a las instalaciones ubicadas en la calle Barranco Azul.

“Tenemos en total nueve médicos cirujanos, nueve compañeros de enfermería, cuatro personal de intendencia que nos ayuda con las labores de higiene y limpieza, una oficinista y tenemos personal militar que está comisionado en apoyo a la instalación”, informó. 

Entre el personal de Sanidad Militar que forma parte de sus operaciones, se encuentran un médico militar, con especialidad en medicina interna, dos médicos militares, en medicina general y cuatro oficiales de sanidad, licenciados en Salud Pública y Urgencias Médicas.

Algunos pacientes que han presentado síntomas más graves han sido canalizados al Hospital General, al Hospital General Regional número 66 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), al ISSTE y StarMedica.

“Esta es una unidad de hospitalización, es para la atención de cualquier persona, no tenemos ninguna situación de discriminación, nosotros lo que queremos es atender a las personas que vengan, valorarlas y decidir y apoyarlas en el sentido de ofrecerles este servicio, apoyarlas con un tratamiento sin costo, y si es necesario pues hemos coordinado la siguiente atención en un segundo nivel” hacia los hospitales, apuntó Hernández Pérez.

Explicó que el tratamiento está basado en las recomendaciones internacionales y de la Secretaría de Salud, con esteroides, antibiótico y anticoagulante, principalmente, en casos simples, además del monitoreo de los niveles de glucosa y presión para quienes tienen otras enfermedades.