Juárez

Festejan 15 años a guatemalteca en Casa del Migrante

'Gracias a todos porque yo sí quería una fiesta', dijo la adolescente quien salió hace 35 días de su país

Gabriel Cardona/ El Diario de Juárez
Hérika Martínez Prado/El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

lunes, 01 julio 2019 | 17:18

Ciudad Juárez.- Con la explanada de la Casa del Migrante como escenario y más de 300 invitados que comparten el mismo sueño que su familia, vivir en Estados Unidos; la guatemalteca Melany Azucena, celebró hoy su fiesta de 15 años en esta frontera.

“Gracias a todos porque yo sí quería una fiesta”, dijo la adolescente quien salió hace 35 días de su país, junto a su mamá Candy Pérez, de 37 años y sus dos  hermanos, Emely de 18 y Jostin de 13.

Ellos salieron de Guatemala el 24 de mayo, y el 6 de junio llegaron a Ciudad Juárez, por donde se internaron de manera ilegal a Estados Unidos, pero un día después fueron retornados bajo el programa “Permanecer en México”, del Protocolo de Protección a Migrantes (PPM), para que esperen aquí su proceso de asilo político en el vecino país.

Emily cumplió sus 15 años el domingo 23 de junio, dentro del albergue, pero su mamá sabía que el sueño de su hija era tener una fiesta de 15 años, por lo que su le dijo a la coordinadora del Centro de Derechos Humanos de la Casa del Migrante, Ivonne López de Lara, quien se organizó con el resto de los trabajadores para realizar la fiesta con apoyo de benefactores y de la propia madre.

“Estoy feliz porque fue una gran sorpresa, hoy en la mañanita me enteré”, dijo quien aseguró que su vestido fue lo que más le gustó.

Emocionada por su vestido color coral que le confeccionó en dos días una benefactora del albergue, y la fiesta sorpresa que le organizaron, la adolescente de Quetzaltenango, Guatemala, lloró al bailar el vals con su mamá.

Con lágrimas “de felicidad”, su mamá agradeció haber festejado con su hija y su nueva familia, que consta de más de 300 migrantes que al igual que ellas buscan el llamado sueño americano.

“Ella quería sus 15 años, siempre me decía que quería sus 15 años, pero no los quería en grande, sino así, pequeño; donde sus amigos estuviera, y la familia. Pero no se pudo, pero aquí también yo me siento parte de la familia con estas personas que estamos en la misma situación”, dijo su mamá.

La mujer prefirió no especificar los motivos que los obligaron a salir de su país, pero recordó que al cruzar a Estados Unidos “nos metieron en una cosa donde hay mucho frío, pues de comer nos daban galletas, y sándwiches en la noche”, recordó sobre su permanencia en el vecino país, a donde regresarán el 31 de julio para su primera cita ante la Corte.

Pero esta vez fue diferente, ya que ella misma apoyó para la comida de la fiesta de su hija, que fue pollo dorado, ensalada y puré de papa, con aguas frescas de distintos sabores, como tamarindo, limón, melón y jamaica.

“Muchas gracias por hacerme este sueño realidad y que Dios los bendiga”, dijo la quinceañera después de partir su pastel, bailar el vals con su mamá.