Juárez

Feminicida pide perdón ante juez

Édgar Baraquiel Castillo Alvarado fue encontrado culpable de haber matado a Tania Elizabeth Flores Monreal en 2017

Staff
El Diario de Juárez

martes, 29 enero 2019 | 11:43

El Diario de Juárez | El culpable de homicidio

Ciudad Juárez— Édgar Baraquiel Castillo Alvarado, quien fue encontrado culpable de haber asesinado a una mujer en junio del 2017, pidió perdón a la sociedad y una oportunidad para rehabilitarse. 

"Mire señoría adentro del penal ando trabajando en mantenimiento, estoy en la escuela y también hago deporte. Estoy aquí para tratar de superarme a uno mismo, para tratar de estar apto para la sociedad, para reintegrarme a la sociedad. Pido una disculpa a usted y a la sociedad por lo que yo hice, pido perdón y una disculpa”, dijo Castillo antes de que el Tribunal de Enjuiciamiento entrara a deliberar para determinar qué pena le impondrá luego de que fue encontrado culpable del homicidio de Tania Elizabeth Flores Monreal. 

Édgar Baraquiel fue entregado por su madre, luego de que él le pidió sus oraciones porque había cometido “algo muy malo". 

Los padres del procesado han estado con él durante todo el juicio oral y le contrataron un abogado particular. Sin embargo, la madre subió en dos ocasiones al estrado para rendir declaración en contra de él. 

Esta mañana, visiblemente tristes, los padres escucharon a su hijo así como la postura del Ministerio Público (MP) que pide la pena máxima contra Castillo, 24 años de cárcel, y los alegatos de la defensa que solicita la pena mínima, ocho años de prisión. 

En la acusación formulada por el MP en contra de Édgar Baraquiel así como dos hombres que ya fueron absueltos se estableció que entre las 00:00 y las 03:00 horas del 10 de junio del 2017 en el interior de una casa ubicada en la calle Agua Marina número 9953 de la colonia Barrio Nuevo ellos golpearon a Tania Elizabeth principalmente en el rostro y el cuello, y la lesionaron en el cuello con un arma blanca.

La causa de muerte de Tania fue asfixia por aspiración hemática, es decir, se ahogó con su propia sangre tras ser herida con el arma. Posteriormente el cadáver fue tirado a un lado del periférico Camino Real.

close
search