Feligreses están consternados

Tres mujeres lloraron abrazadas en el patio exterior de la iglesia Santa María de la Montaña

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
lunes, 11 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Tres mujeres lloraron abrazadas en el patio exterior de la iglesia Santa María de la Montaña, en donde el Padre Aristeo Baca oficiaba las misas dominicales de cada semana.

Decenas de feligreses llenaron la capilla ayer para escuchar el sermón del sacerdote Ricardo González, quien realizó la misa en sustitución del pastor de la comunidad.

“Estamos tristes por lo que representa para la Iglesia, para uno mismo como ser humano. Más que nada tristeza y consternación, y si es cierto, uno lo tenía en otro concepto”, externó una mujer antes de entrar a la celebración religiosa.

Algunos entrevistados prefirieron guardar silencio en torno al caso del pastor al frente de la comunidad de Santa María de la Montaña.

“Estamos que no lo creemos, hizo muchas cosas buenas por la gente; se crea incertidumbre, si es cierto, va a pagar lo que hizo, pero también si lo están acusando injustamente...”, refirió un hombre afuera de la capilla. 

Por su parte el vicario Ricardo González comentó que están esperando la conclusión del juicio  del sacerdote Aristeo Baca, por lo que declinó dar una opinión respecto a la detención del sacerdote.

“Yo sólo vengo a cubrir dos misas, no es que no queramos decir nada, es que vamos a esperar lo que van a decir las autoridades, lo que va a suceder en realidad y que se conozca la verdad más que nada es lo que nos interesa”, expuso González. 

 [email protected]