PUBLICIDAD

Juárez

Fallece el profesor Manuel Robles, conocido activista de El Valle de Juárez

Fundó escuelas en todos los poblados, la clínica y el Museo de San Agustín, encabezó luchas sociales

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

jueves, 03 diciembre 2020 | 11:11

Tomada de Facebook Cortesía

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.- El conocido activista de El Valle de Juárez, Manuel Robles Flores falleció este jueves a los 80 años de edad en su casa ubicada en el poblado de San Agustín, confirmó su sobrino Arturo Herrera Robles.

“El Profe Robles” como comúnmente se le llamaba, maestro de profesión, además de  la escuela primaria y  la guardería de ese poblado, fundó más de 20 jardines de niños a lo largo de El Valle desde Zaragocita hasta El Porvenir.

PUBLICIDAD

A los 16 años llegó a vivir a San Agustín, y desde entonces empezó a trabajar a favor de esos poblados, lucha que permaneció por casi 65 años, recordó Herrera.

El 30 de abril de 1979 fundó el Museo Regional  de San Agustٌín, uno de los sitios culturales más importantes no solo de El Valle sino del Municipio de Juárez, en donde incluso recibió como visitante al sub comandante Marcos.

“Él salía con sus niños de primaria a recorrer la zona e iban recabando fósiles y piedras, luego la comunidad empezó a aportar piezas poco a poco objetos”, recordó su sobrino.

El lugar cuenta además con piezas de la Revolución Mexicana y era él mismo quien recibía a los visitantes y les narraba historias sobre esa lucha social.

En 1981 fundó la Clínica Rural de San Agustín.

Robles es recordado además por encabezar la lucha en contra del tiradero nuclear que el gobierno de Texas pretendía instalar en Sierra Blanca en 1998 con la aceptación del entonces presidente de México, el cual según se había mencionado, al ubicarse en zona sísmica amenazaría la vida de los ciudadanos.

Durante los últimos 15 años se dedicó a reclamar al gobierno mexicano el dinero que debe a los exbraceros.

“Para mí el profe Robles como yo le decía es un referente en Ciudad Juárez como un hombre que entrego su vida a los más pobres, fue austero, con un corazón enorme, quería un mundo mejor, más igualitario y justo. Vivió al servicio de la humanidad. Trasciende a través de sus obras y acciones”, mencionó Herrera.

Robles fue acreedor de las  preseas Carlos Amaya,  Girasoles,   Sertoma Servicio a la Humanidad Rotario, el cabildo de  Sunland Park, lo denominó Guardián del Río Bravo, Presea al Mérito Docente, entre otras.

Le sobreviven sus hijos Camilo y Ernesto Robles y su hermano Ernesto Flores.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search