Juárez

Fallas técnicas benefician a ‘El 300’

Tras problemas con audiencias virtuales, regresan a penal de bajo riesgo al líder de ‘La Empresa’

Cortesía / René Gerardo Garza Santana

El Diario de Juárez

miércoles, 07 octubre 2020 | 10:23

Las fallas en el sistema audiovisual para la realización de audiencias judiciales a distancia han sido una herramienta a favor de los defensores de internos relacionados con la delincuencia organizada, que han regresado a prisiones locales para que puedan estar presentes en las diligencias.

Es el caso de René Gerardo Garza Santana, “El 300” –considerado de alta peligrosidad y detenido hace dos años en Chihuahua por agentes de la entonces Policía Federal–, quien obtuvo el beneficio de traslado del Cefereso 13 de Oaxaca al Cereso 2 de Chihuahua, de bajo riesgo.

Además de Garza Santana, al menos otros 15 reos considerados como generadores de violencia han podido ganar amparos al sistema judicial y fueron retornados a Ciudad Juárez, por las incapacidades técnicas para la celebración de audiencias judiciales, a decir de abogados litigantes. 

Otro reo bajo custodia federal que fue enviado a internamiento temporal a un penal del Estado el pasado fin de semana, es Leonel Salgueiro Arana, alias “El Cuate”, señalado como líder de la organización “Gente Nueva”, que operaba en la Zona Occidente, se conoció.

A “El Cuate” le aseguraron en su detención, en septiembre del 2018, cinco armas cortas, dos de ellas chapeadas en oro y grabadas con su nombre, también un arma larga AR-15, así como dos kilogramos de cocaína y dos pickups que contaban con estrobos. 

Este imputado sostendría audiencia de juicio oral en un tribunal federal en la capital del estado, según se conoció, por lo que fue necesario su traslado del Cefereso 9 en Juárez a la ciudad de Chihuahua.

De acuerdo con abogados locales, la falta de infraestructura tecnológica para celebrar audiencias virtuales vía aplicaciones digitales como Skype, Zoom y otras plataformas, permite que los litigantes consigan los traslados de reos peligrosos a prisiones estatales ante el sistema judicial oral, que sigue siendo imperfecto.

Exponen que personas privadas de su libertad bajo proceso por delitos considerados de alto impacto –ejecuciones múltiples, secuestros o extorsiones– que deben estar recluidos en celdas de alta seguridad y penales federales, han logrado evadir las medidas con amparos solicitados por sus abogados ante jueces de Distrito, o debido a las fallas para realizar las videoaudiencias.

El abogado de Garza Santana, informó que el proceso federal está por concluir debido a que los agentes captores no lograron acreditar la posesión de un fusil de asalto que supuestamente llevaba Garza Santana, quien fue detenido el pasado 9 de noviembre de 2018.

La FGE lo acusa del secuestro de una mujer, pero la víctima no ha sido localizada ni tampoco su cuerpo, por lo que la representación social ha pedido a un juez la ampliación del término para la presentación de pruebas para demostrar la culpabilidad de “El 300”.

La Fiscalía acusa a Garza Santana de haber ordenado el secuestro de Marisa Ferreiro, la esposa de Ramiro Jáquez Valdez, presunto líder de la pandilla ‘Artistas Asesinos’, en septiembre del 2016, víctima que se encuentra en calidad de ausente.

redaccion@redaccion.diario.com.mx