Juárez

Falla tratadora de la JMAS

Revienta tornillo e inunda de malos olores zona de Riberas

Fotos: Gabriel Cardona / El Diario de Juárez / Instalaciones de la Planta Sur en el sector de Riberas del Bravo

Eduardo Lara
El Diario de Juárez

miércoles, 07 abril 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— La falla en una de las maquinarias de bombeo de la Planta Tratadora Sur de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) ha provocado que el líquido sin procesar se mande de manera directa al dren, lo que ha generado quejas ciudadanas.

Al respecto, Jorge Domínguez Cortés, director ejecutivo de la JMAS, explicó que una pieza de los llamados “tornillos de Arquímides”, que permiten hacer el bombeo de agua, se rompió, lo que generó que el agua se canalizara al dren sin tratar, mientras la descentralizada solucionaba la avería.

“Ya se logró controlar el filtro para hacer la reparación; no se está afectando a nadie directamente, no es la situación ideal, sabemos que puede haber molestias, sobre todo por los olores, pero es lo que se podía hacer de momento. Hemos trabajado muchas horas para conseguir equipos extra y poder hacer los trabajos de bombeo; fue por una razón extraordinaria, por una pieza que se rompió y nos puso en aprietos para poder conseguirla rápido”, indicó.

De acuerdo con una de las denuncias, la planta tratadora, ubicada en el sector de Riberas del Bravo, no estaba realizando su función desde hace casi un mes, asegurando que incluso había malos manejos por parte de la supervisión, versión que fue desmentida por el titular de la JMAS, indicando que el problema llevaba poco más de dos semanas.

Aprovecharán reparación para hacer correcciones

“La responsabilidad de la operación de la planta está concesionada; tenemos supervisores por parte nuestra para estar al pendiente del correcto funcionamiento, hay una supervisión constante para el cumplimiento de contratos y especificaciones a las normas, ellos no pueden saber si un engrane o pieza falla porque son equipos muy grandes”, dijo Domínguez Cortés.

El funcionario reiteró que para llevar a cabo la reparación se tuvo que cambiar el curso del agua para poder despejar el área de “primera llegada” con aproximadamente cuatro metros de profundidad; “mandar el agua sin tratar por el canal sabemos que es como volver al tiempo de antes, genera incomodidad, pero es por un imprevisto que estamos manejando con toda la atención del mundo, esperando que quede arreglado pronto”, comentó.

Asimismo, el director ejecutivo de la JMAS afirmó que con las labores de reparación que se han iniciado, la descentralizada aprovechará para hacer otras correcciones a la planta, tales como hacer una conexión más adecuada al canal, debido a que no se contaba con una en caso de emergencias. 

elara@redacción.diario.com.mx