Juárez

Exhortan a no adquirir fuegos artificiales

Protección Civil solicita no permitir que niños los maniobren

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez

viernes, 01 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Aunque es tradición para distintas personas prender cohetes, luces de bengala y otros fuegos artificiales con motivo del Año Nuevo, hay quienes los siguen usando en los días siguientes, a pesar del riesgo que implica para ellos y quienes les rodean, pues son productos que pueden adquirir con facilidad en algunos cruceros y especialmente en los mercados, dicen autoridades de Protección Civil.

En los locales que se instalan en las inmediaciones del Mercado Cuauhtémoc se pueden conseguir las llamadas luces de bengala, los truenos de distintos tamaños y hasta las conocidas como “bazuca”, un cohete que al encenderse sale con velocidad y explota en el aire, según explicó un vendedor que lo ofrece en la zona Centro de la ciudad.

En estos puestos se encuentran ese tipo de fuegos artificiales que están a un precio de 150 pesos, pero hay otros productos más baratos que van desde los 15 pesos las luces de bengala de distintos tamaños, hasta los truenos que tienen un precio de 25 hasta los 50 y 60 pesos, dijo el encargado del local.

“Éstos son fáciles de encender y no hay riesgo para la gente, nada más no se lo acerque mucho al cuerpo y puede disfrutar de las luces que despide; igual los truenos, en cuanto lo prende lo avienta y explota”, dice el vendedor al explicar la forma de manejar estos productos, cuya venta está prohibida.

Y es que a pesar de los operativos que se hacen para detectar este tipo de material y asegurarlo para prevenir accidentes, por lo regular lo mantienen oculto y si la gente pregunta lo sacan, pero la recomendación principal es no utilizar este tipo de artefactos, advierte el director de Protección Civil del municipio, Efrén Matamoros Barraza.

El funcionario destacó que sobre todo deben alejarlos de los niños y no permitir que ellos los maniobren, pues han ocurrido accidentes muy lamentables, como el registrado hace un par de años, en que falleció un menor que le estalló uno de estos productos en la mano.

“Son varios los casos de menores que han resultado con lesiones serias, además de problemas de audición cuando les explotan cerca de los oídos, por eso recomendamos que no se utilicen para evitar situaciones que lamentar”, señaló.

Matamoros Barraza pidió a la población juarense que si saben de lugares donde almacenan este tipo de productos, los denuncien, ya que mucha gente los usa no sólo la noche de Año Nuevo, sino en los días siguientes.

Un artefacto de estos puede causar daños en un perímetro de 200 metros a la redonda, por eso insistimos en que no los utilicen, dijo el funcionario.

Comentó que la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y agentes estatales les han llevado distintos decomisos de estos artefactos, por lo que tienen 140 kilos de éstos en las instalaciones de Protección Civil y han pedido a la Secretaría de la Defensa Nacional se los lleve, o les permitan destruirlos en un hoyo especial que tienen para detonarlos.

Además del riesgo para la gente, explotar estos artículos también afecta a los animales, pues con la explosión no sólo se asustan, sino que también les dañan el oído, que es muy sensible para perros y gatos, comentó sobre ello Guadalupe Grado Nem, de la asociación canina Patitas Mojadas.

“Es mucho el temor que les provocan estos fuegos artificiales a los perros y gatos, ya que sus sentidos son sensibles y el ruido fuerte les afecta, se inquietan y les causa desesperación y mucho miedo, por eso siempre le pedimos a la población no los use, pero son pocos los que toman en cuenta estas sugerencia”, indicó.

lcano@redaccion.diario.com.mx