Juárez

Exhiben patrón geográfico en violencia de género

Casos se concentran en el norponiente y suroriente de la ciudad: Ficosec

Sandra Rodríguez Nieto
El Diario de Juárez

domingo, 05 septiembre 2021 | 06:00

Cortesía Ficosec | Gráfico que muestra incidencias de violencia contra las mujeres

Ciudad Juárez— Alta incidencia delictiva, empleos que requieren largos tiempos de traslado, falta de servicios públicos como alumbrado, una noción de abandono de las autoridades y una economía patriarcal en la que “algunas personas valen más que otras” son algunas de las causas del patrón geográfico que persiste en la violencia de género en Juárez.

Así lo planteó el investigador Jaime García de la Rosa, académico de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez e integrante del Observatorio Ciudadano del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec), institución esta última que el viernes difundió datos y análisis con motivo de la declaratoria de Alerta por Violencia de Género para cinco municipios de Chihuahua, emitida el 17 de agosto. 

Entre la información, Ficosec incluyó diversos mapas que muestran la “diagonal” formada desde las colonias del extremo norponiente hasta las del suroriente y que, históricamente, han concentrado los mayores índices de marginación urbana, violencia y criminalidad –como asesinatos y lesiones– incluyendo la perpetrada contra mujeres e intrafamiliares. 

“El Observatorio Ciudadano realizó la geolocalización de las colonias con mayor concentración de homicidios dolosos de mujeres durante el año 2020 y los primeros dos meses de 2021, dando como resultado que las colonias con mayor concentración son Felipe Ángeles, con 11 homicidios; Centro y Vistas de Zaragoza, con ocho cada una; Chaveña, Infonavit Solidaridad y Parajes del Sur, con seis”, indicó Ficosec en su presentación.

“El mapa muestra que existe una diagonal desde el norponiente hasta el suroriente con esta problemática, destacando colonias como Felipe Ángeles, Azteca, Parajes de Oriente, Parajes de San Isidro, Parajes del Sur, Riveras del Bravo y Urbivilla del Cedro (Finca Bonita)”, agregó la organización con respecto a los casos registrados en 2019.

Otra imagen, con los casos de violencia familiar, muestra también una marcada incidencia en la misma geografía de la ciudad, sobre la que –ante pregunta expresa– García mencionó que reúne problemáticas urbanas y estructurales y propias del sistema económico vigente que, además, determina la dinámica de las relaciones humanas. 

“Durante mucho tiempo (hubo) falta de servicios públicos básicos como energía eléctrica y agua potable y alcantarillado. Actualmente, un abandono en algunos servicios como alumbrado público y recolección de basura. También se tiene de una percepción de un abandono total por parte de las autoridades y desconfianza en las mismas. Hay un temor y odio (algunas veces justificado) hacia la Policía y al poder que representan”, dijo García.

“Si a eso le agregamos que la única forma de escape es el consumo de bebidas alcohólicas, y los niveles de estrés generados durante la jornada laboral, se lleva a que la convivencia dentro de los hogares sea como una olla de presión y al no tener temor de las autoridades se actúe de manera impulsiva principalmente atacando a lo que la sociedad te ha dicho que es menos valioso”, agregó el académico del Instituto de Ciencias Sociales y Administración, de la UACJ.

García mencionó también que este tipo de comportamientos delictivos presenta diferentes modalidades, por lo que “tal vez en otras zonas de la ciudad sufran violencia psicológica o económica, pero al convivir en un estatus social más alto no se denuncia por mantener una reputación familiar, mientras que en estas colonias, cuando se denuncia es porque ya hay una agresión física o violencia sexual infantil”.

Apenas el pasado 27 de julio este medio reportó el asesinato a balazos de una mujer de 21 años en el interior de una tienda de la colonia Granjas de Chapultepec, en la parte poniente de Juárez.

Otra víctima fue Heidi del Carmen C. V., de 22 años, quien la mañana del 26 de agosto fue rociada con gasolina por su expareja sentimental, que además le prendió fuego y le provocó la muerte el 31 de julio.

Con estos casos, hasta el cierre de agosto, en esta frontera se acumularon 127 asesinatos contra mujeres, de acuerdo con el archivo periodístico. Una más, de nacionalidad venezolana, fue ultimada la madrugada del pasado jueves 2 de septiembre en un establecimiento de la avenida Manuel Gómez Morín. 

Otro dato difundido por Ficosec fue el registro de delitos asociados a la violencia de género en la entidad –como lesiones, homicidios y feminicidios–, contabilizando dos mil 757 casos en 2016, dos mil 868 en 2017, dos mil 664 en 2018, tres mil 406 en 2019, tres mil 439 en 2020 y dos mil 126 hasta junio de 2021.

De acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la declaratoria de Alerta de Violencia de Género obliga a los tres niveles de gobierno a ejecutar acciones para garantizar la seguridad, el cese de la violencia y “eliminar las desigualdades producidas por una legislación que agravia sus derechos humanos”.

La ley agrega que el mecanismo debe contar con un grupo interinstitucional con perspectiva de género que dé seguimiento y estrategias preventivas, de seguridad y justicia para enfrentar y abatir la violencia feminicida, reportes especiales sobre la zona y recursos presupuestales.

En la entidad, la Secretaría de Gobernación la declaró para los municipios de Juárez, Chihuahua, Guadalupe y Calvo, Hidalgo del Parral y Cuauhtémoc. 

srodriguez@redaccion.diario.com.mx

close
search